Cultura

Kraken, 36 años de vida, irreverencia, identidad y puro rock colombiano (Primera entrega)

Juan Camilo Vélez Tovar

Periodista con énfasis en periodismo deportivo y temas culturales.

Kraken, considerada la banda de metal y rock más importante del país cumplió 36 años en la escena musical, siendo pionera en ese género desde mediados de los años 80. Su origen se remonta exactamente hacia un día lunes 18 de junio de 1984 en la ciudad de Medellín. La banda fue fundada por el desaparecido músico Elkin Fernando Ramírez Zapata, quien falleció el 29 de enero de 2017 a causa de un tumor cerebral.

Desde su fundación y hasta la actualidad Kraken sigue siendo considerada la banda de heavy metal y rock más importante del país, pues además sigue vigente luego de 36 años, algo que no muchos grupos musicales logran, sobre todo en un país en donde el arte es tan poco valorado y reconocido.

El éxito de esta agrupación rockera ha sido tal que su música traspasó las fronteras, de sonar en algunas emisoras juveniles de la época en Colombia a ser escuchados en Europa y parte de América. Kraken llegó a ser escuchado en Estados Unidos, México, Argentina, Canadá, Perú, España y hasta en Japón.

El vocalista de Kraken se inició en 1981 con Lemon Juice, pasando a Hertz en 1982 y luego alternando en Kripzy y en Ferrotrack en 1983, donde estuvo al lado de grandes músicos del momento como Hernán Cruz y Gustavo Corrales. Hasta que finalmente fundó a Kraken, agrupación que lideró hasta el último día de su vida y en la que lo acompañaron distintos compañeros que tocaban los instrumentos.

Primera presentación oficial 

El inicio de este proyecto se plasmó con el concierto de lanzamiento oficial en Medellín, en el teatro Lux de Manrique, el 22 de septiembre de 1984 ante 1200 personas. Para 1985 se retira el guitarrista rítmico Jaime Tobón, reemplazándolo Ricardo Posada con quien ya Elkin había trabajado en Kripzy.

El grupo adquirió carácter, fuerza y credibilidad musical, teniendo como objetivo inmediato componer. Nacen entonces las primeras canciones: «Nada ha cambiado aún», «Todo Hombre es una Historia» y «Muere Libre».

Primer álbum: Kraken I

En 1986 se logra concretar la grabación del primer sencillo en formato de 45 revoluciones, incluyendo la condición de recaudar 500 firmas de personas comprometidas a comprar las copias exigidas, que al final agotarían 10 ediciones, o sea, hasta vender 10.000 copias. Los temas elegidos para este primer sencillo fueron «Todo Hombre es una Historia» y «Muere Libre».

Formación en 1987 y 1988

Elkin Ramírez: letras, líricas y voz.

Hugo Restrepo: guitarra líder.

Ricardo Posada: guitarra líder.

Jorge Atehortúa: bajo eléctrico.

Gonzalo Vásquez: batería.

Primera gira nacional

La primera gira nacional no se hizo esperar y fue posible al año siguiente. Esto marcó el precedente para el posicionamiento nacional de la banda como el «Titán del Rock Nacional»: recibieron contrataciones de empresarios para iniciar en su ciudad natal (Medellín) y luego se extendieron a la capital colombiana, Bogotá. El eje cafetero no se hizo esperar y llegaron a la ciudad de Manizales, seguida de Pereira y participando en la celebración del centenario de la ciudad de Armenia. Luego viajaron a la frontera norte para debutar en Cúcuta seguido de conciertos intercalados en otras ciudades hasta llegar a Cali. Ese mismo año, Ricardo Posada se retira voluntariamente para continuar con sus estudios universitarios. Sin embargo y pese a este inconveniente, los primeros pasos para convertir a la agrupación en una pequeña organización fueron posible gracias a la consecución de un representante comercial, patrocinadores, asesoría en imagen, publicidad, mercadeo, fotografía y un equipo de auxiliares técnicos en escena, para preparar así su segundo L.P.

Kraken II y Kraken III 

El Kraken II se diseñó pensando en un rockero más amplio y universal. Su composición se dio en tiempo record para todos los integrantes de la agrupación de esa época. Pues tenían que cumplir con todas las presentaciones en vivo.

La propuesta de incluir un teclista, Jaime Ochoa Lalinde, como miembro de la banda en reemplazo de su exguitarrista líder, Ricardo «Richi» Restrepo, se determinó por la necesidad de encontrar un sonido más acorde a sus influencias y objetivos musicales, logrando unificar y madurar al ritmo de las bandas roqueras internacionales del momento.

Entre 1989 y 1990 Vestido de Cristal se convirtió en el himno insigne de la agrupación, pues este fue durante muchas semanas el tema número 1 de las emisoras juveniles nacionales.

Formación desde 1989 hasta 1992 

COMPOSICIÓN: Música: Alineaciones KRAKEN II, KRAKEN III Letras: Elkin Ramírez.

Elkin Ramírez: Voz líder.

Hugo Restrepo: Guitarras.

Jorge Atehortua: Bajo eléctrico.

Gonzalo Vásquez: Batería.

Jaime Ochoa Lalinde: Teclados, músico invitado en Kraken II, miembro de la banda en Kraken III.

Víctor García: Productor musical, ingeniero de grabación y músico invitado en Kraken II. 

Piel de cobre y la temática precolombina 

Formación entre 1993 y 1994

Elkin Ramírez: letras, líricas y voz.

Federico López: guitarra y teclados.

Bayron Sánchez: guitarra acústica.

Jorge Atehortua: bajo.

Felipe Montoya y Carlos García: batería.

Santiago Restrepo: teclados.

Luego de superando los inconvenientes que dejaron el retiro de los músicos anteriores y encontrando su reemplazo, la agrupación continuó sus actividades artísticas cumpliendo con cada uno de sus compromisos y para el año 1993, Kraken preparaba nuevo material para su cuarta producción.

El símbolo de la huella y primer álbum recopilatorio 

Formación en 1995

Elkin Ramírez: letras, líricas y voz.

Henry Borrero: guitarra eléctrica.

Bayron Sánchez: guitarra electro-acústica.

Santiago Restrepo : teclados.

Jorge Atehortúa: bajo eléctrico.

Felipe Montoya: batería.

Néstor Gómez y Hernán Cruz: músicos invitados para El símbolo de la huella.

Formación en 1996

Elkin Ramírez: letras, líricas y voz.

Henry Borrero: guitarra eléctrica.

Milton García: teclados y segunda voz.

Julián Ortiz : bajo eléctrico.

Daniel Pacheco: batería.

A finales de 1993 se vincularon nuevos músicos, entre ellos: Santiago Restrepo (teclados), Felipe Montoya (Batería), Byron Sánchez (Guitarra Acústica) y Henry Borrero (Guitarra Líder), músicos que trabajaron al lado de Jorge Atheortua y Elkin Ramírez durante los años 1994 y 1995, participando en la producción y grabación del quinto álbum titulado El símbolo de la huella, comercializado en el mes de octubre de 1995 y apoyado por su segundo montaje escénico musical La Premier, evento que se llevó también a cabo en el Teatro Metropolitano de Medellín. Para su lanzamiento se escogió el tema «Silencioso Amor» que en aquel entonces paso sin dejar huella en las emisoras locales y nacionales, pero que con el tiempo, se ha convertido en otro clásico de la banda y que ahora es parte indispensable repertorio de las presentaciones de la banda.

Para ese entonces el bajista y cofundador de la banda y amigo inseparable de Elkin Ramírez, Jorge Atehortua se retira voluntariamente en diciembre de 1995 para continuar como docente y asesor empresarial.

Espere mañana la segunda parte de este especial de los 36 años de Kraken.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba