Opinión

Respuesta a la columna de Miguel Barreto

Guillermo Naranjo

Economista, Profesor Universitario

El diario El Tiempo publicó una columna de opinión del Senador Miguel Barreto, en dicha columna el Honorable Senador propone el aumento de aranceles para los productos del sector textil, según Barreto “hay que apoyar toda acción que proteja el producto textil colombiano: los aranceles deben ser altos para cualquier producto que llegue a competir, de forma desigual, contra lo que hacemos aquí” la medida que propone el Senador es contraria a la nueva teoría del comercio (NTC) desarrollada por el premio nobel Paul Krugman & otros.

La NTC se desarrolla bajo la premisa de mercados imperfectos o fallos de mercados, apreciado Senador Barreto, lo que usted afirma es un claro ejemplo que el sector textil se encuentra en un mercado que no se rige por la libre competencia y en ese sentido es importante exponer lo que afirma Krugman en NTC, por cierto, una teoría de corte heterodoxo a lo planteado por autores liberales.

De acuerdo a lo expuesto por el Senador Barreto el arancel generaría la sostenibilidad de las empresas del sector textil, en la medida que aumentaría el precio de las importaciones y permitirá que el sector sea “competitivo”, Senador Barreto, esa medida lo que ocasiona es una falsa competitividad e incentiva la ineficiencia empresarial, lo que terminará en un ataque al crecimiento económico del país.

Ahora bien, estoy de acuerdo que el sector textil es importante para la economía del país, pero la solución no es el aumento de aranceles, o modelos de sustitución de importaciones, mucho menos volver a la época mercantil, por el contrario, la solución para lograr crecimiento al sector se encuentra en la generación de economías de escala, es decir, a mayor producción a menor costo, o como afirman los economistas, es necesario generar una estrategia que permita que el costo medio sea inversamente proporcional al nivel de producción, pues al parecer el sector en la actualidad presenta deseconomías de escala.

En todo mercado con fallos la intervención estatal es fundamental Senador, pero no para aumentar aranceles, la intervención del Estado debe estar encaminada para que los sectores logren economías de escala, y, en ese sentido, las políticas tributarias son importantes, como también, apoyar al empresario para la tecnificación y el aumento de las competencias de los trabajadores, entre otras medidas, es decir, se debe apoyar al empresario para aumentar los rendimientos y las productividades marginales del capital y el trabajo.

Igualmente, es necesario reducir los costos de transporte, variable relevante en el modelo de Krugman y que al contrario de la economía clásica que no tienen este costo en sus análisis, es un factor clave que afecta la competitividad de las empresas, en ese sentido, ¿el país realmente si avanza fuertemente en este tema?

Adicionalmente a lo expuesto por Krugman, el profesor Michael Porter en la escuela de negocios de Harvard afirmó, que las causas del éxito o fracaso de las empresas en el mercado internacional se debe por cuatro características; 1) la dotación de factores, 2) la especificación de la demanda, 3) las industrias conexas y 4) la competencia de las empresas, finalmente, plantea dos elementos claves: la innovación y el gobierno empresarial.

Senador el Estado debe intervenir es claro, pero no para distorsionar el precio y disminuir el excedente del consumidor, el Estado debe apoyar la sostenibilidad empresarial y lograr funciones de producción más competitivas para los empresarios.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba