Ambiental

Más de 7.000 plantas entregó Cortolima en el Domingo de Ramos

Con la celebración del tradicional Domingo de Ramos, que marca el inicio de la Semana Santa, la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, adelanta la campaña de sensibilización para evitar el uso de ramos y arreglos elaborados con hojas de palma de cera u otras especies silvestres.

Como parte de la campaña, en zonas comerciales, parroquias e instituciones educativas de diferentes municipios del Tolima se han entregado más de 7.000 palmas areca para evitar que los fieles católicos, tanto en áreas rurales como urbanas, empleen especies silvestres.

A través de la iniciativa de Cortolima, feligreses de Ibagué, Guamo, Saldaña, Purificación, Prado, Ortega, Chaparral, Líbano, Lérida, Icononzo, Villarrica, Melgar, Cunday, Mariquita y Fresno, entre otros, recibieron plantas y se sumaron a la campaña de protección y conservación de especies de bosques.

«Tenemos que cuidar y proteger la palma de cera porque es una especie que está protegida en el orden nacional, es nuestro árbol insignia, es el hábitat de una gran cantidad de fauna silvestre, entre ellos el loro orejiamarrillo, que es una especie altamente amenazada y en peligro de extinción», afirmó Mónica Huérfano, ingeniera forestal de Cortolima.

Aunque en los últimos años el uso de la palma de cera ha disminuido gracias a los operativos y campañas de las autoridades ambientales, infortunadamente ha crecido el manejo de hojas de palma de vino, real, la palmicha y murrapo, cuyo manejo y comercialización también está prohibido.

Justamente, a través de sus oficinas territoriales, Cortolima también invitó a la ciudadanía a usar plantas ornamentales o vivas que después puedan ser sembradas, al tiempo que advirtió que el aprovechamiento, movilización y comercialización puede generar sanciones administrativas y procesos penales.

Como resultado de los operativos adelantados este Domingo de Ramos, la autoridad ambiental realizó el decomiso de decenas de arreglos. En Melgar, por ejemplo,   incautó 329 ramos que se pretendían comercializar a las afueras de templos religiosos.

Vale recordar que la palma de cera puede llegar a medir hasta 60 metros de alto,  tardar hasta 83 años en reproducirse y hasta 57 años tardar en producir tallo. De todas las palmas presentes en Colombia, el Tolima cuenta con la mayor cantidad de individuos de esta especie, siendo Toche, corregimiento de Ibagué, el lugar con más población del mundo.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba