Nacional

TGI confirma el racionamiento de gas en el suroccidente de Colombia

El pasado 13 de mayo, los habitantes de la zona cercana al volcán Cerro Bravo notificaron la emisión de gases por una de las laderas del volcán. 

Una semana después, el Servicio Geológico Colombiano (SGC) descartó que las emisiones de gases fueran producto de la actividad volcánica, debido a las posibles amenazas que representarían un cambio en la actividad del volcán que está ubicado a 22 kilómetros del Nevado del Ruiz.

La entidad declaró: «Aunque se registraron altas temperaturas en el suelo, de aproximadamente 700°C, no encontramos indicios de relación entre estas temperaturas y la actividad volcánica. Las emisiones de gases y vapores son superficiales y localizados, lo que confirma que no provienen del interior del volcán».

Sin embargo, a pesar de las sugerencias del SGC de que este fenómeno podría tener un origen «orgánico natural o de actividades humanas», la Transportadora de Gas Internacional (TGI) detectó sobre el riesgo para el gasoducto que suministra la región suroccidental del país debido a las altas temperaturas.

Le recomendamos leer:  Jueza rechaza solicitud de preclusión: Álvaro Uribe podría enfrentar juicio por manipulación de testigos

En una entrevista con Caracol Radio, la presidenta de TGI, Mónica Contreras, aseguró el cierre del tramo del gasoducto que atraviesa el Cerro Bravo debido al riesgo que representa para la infraestructura de suministro de gas. También mencionó que se está instalando una línea de tubería flexible para sortear el área afectada por el fenómeno natural y restaurar el servicio a los distribuidores y, a su vez, a los usuarios finales. Se estima que la duración de esta obra será de aproximadamente nueve días.

Los departamentos afectados serán Caldas, Valle del Cauca, Cauca, Risaralda, Quindío y Tolima en el suroccidente del país. Durante la realización de las obras, los distribuidores serán responsables de suministrar el gas a través de pipetas o carrotanques.

La presidenta de TGI también concluyó que los distribuidores informarán a los usuarios sobre el estado de las reservas y las estrategias para el suministro. Sin embargo, se busca garantizar el servicio de gas a los ciudadanos e instituciones para los que es indispensable.

Contreras afirmó: «Habrá una reducción en el consumo y esta reducción no debería implicar un aumento en las tarifas. Además, los gastos de mantenimiento serán remunerados por el Gobierno nacional a través de la tarifa una vez que se completen las obras que estamos realizando». 

Juan Esteban Orjuela Andrade

Juan Esteban Orjuela Andrade

Estudiante comunicación social y periodismo de la Universidad de Ibagué

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba