Opinión

Renta básica una ilusión monetaria

Guillermo Naranjo

Economista, Profesor Universitario

El Congreso de la República estudiará la implementación de la renta básica de emergencia para los colombianos golpeados por la pandemia, la iniciativa fue presentada con la firma de 68 congresistas.

La iniciativa busca reemplazar las transferencias monetarias del gobierno tales como: familias en acción, Colombia mayor, jóvenes en acción, la devolución del IVA y el ingreso solidario, por el programa renta básica de emergencia, el cual espera que se le asigne un salario mínimo por tres meses y dos meses más con medio salario mínimo, la iniciativa tiene un costo de 31 billones de pesos en los 5 meses (el 3% del PIB), la medida impactara 9 millones de hogares colombianos, es decir, alrededor de 30 millones de colombianos.

Uno de los promotores de la iniciativa, el senador Iván Marulanda del partido alianza verde, quien afirmó “cada persona por hogar podría recibir alrededor de $266.000. Eso sería un poco más de los ingresos básicos vitales, con lo que se podría superar la línea de pobreza monetaria. Eso es mucho más de lo que se está dando actualmente con el programa de Ingreso Solidario, que son $160.000”.

La financiación del programa renta básica de emergencia, propone el senador se realice mediante crédito, emisión de deuda pública o préstamo del Banco de la República.

Frente a la medida, comparto la necesidad de generar programas que apoyen a los más vulnerables a sobrepasar los efectos negativos de la pandemia, sin embargo, las condiciones actuales del presupuesto de la nación no son favorables, es decir, la situación fiscal del gobierno limita mucho la implementación de esta medida.

La medida busca disminuir la pobreza monetaria en el país, sin embargo, al ser transitoria lo único que ocasiona en primer lugar, es un posible aumento en el nivel de precios de la economía, y mucho más peligroso si se realiza con emisión de dinero del Banco de la República.

Igualmente, algunos analistas en el Tolima afirman que la medida aumentará el consumo y con ello se reactiva la economía, en primer lugar, la falsa hipótesis que muchos analistas y políticos en Ibagué, divulgan en medios de comunicación y redes sociales, que el aumento del consumo genera producción es completamente falso, lo que evidencia, es un completo desconocimiento de la estructura de producción y el flujo de bienes y servicios, es decir, los aumentos en el salario medido por unidades monetarias, no se representa con mayor nivel de producción, en la medida que la estructura de producción de las firmas tiene tiempos mayores para producir, y lo que ocasiona son excesos de demanda, generando aumento en el nivel de precios, como diría Keynes, la población sufre de ilusión monetaria.

La ilusión monetaria, es la creencia en los individuos que aumentos en los niveles de salario nominal permite una mejor situación, sin embargo, lo que ocasiona es aumento en el nivel de precios y disminución en los salarios reales de los trabajadores.

Por otro lado, Milton Friedman máximo exponente del Monetarismo económico, afirmaba que la hipótesis keynesiana (aumentar el ingreso aumenta el consumo) esta equivocada, en la medida que el consumo no depende del ingreso actual, esos errores fueron demostrados por Friedman en sus estudios empíricos.

El profesor Friedman con su hipótesis del ingreso permanente, afirmó que el consumo esta compuesto por una parte que se llama consumo permanente y otra parte llamada consumo transitorio, y en conclusión el consumo de los individuos depende del ingreso permanente, en la medida que el ingreso transitorio es destinado una parte al ahorro o simplemente se consume en menor medida, adicionalmente, Fischer en su modelo de elección intertemporal (basado en los conceptos de Friedman), afirmó que el consumo de los individuos no depende únicamente  del ingreso actual, es decir, el consumo de los agentes depende en gran medida de los recursos que el individuo espera recibir el resto de su vida.

Por lo anterior expuesto, es un error suponer que el aumento de los ingresos per se ocasiona aumento en el consumo y reactivación económica.

Finalmente, la medida tiene algunos pros tales como: es muy fácil de aplicar y en segundo lugar, no requiere mucho tramite evitando con ello posibles casos de corrupción, sin embargo los contra de la medida serán: aumento del déficit fiscal, aumento en el nivel de precios, desestimula a la productividad y en especial, aumento en los impuestos (que por cierto es una necesidad en los próximos años para el país).

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar