Cultura

Sentido homenaje al amor…

Patricia Angee

Pensadora

Sentido homenaje al amor, ese que es sólo piel, que tiene precio,  que se mide en tiempos cortos y  se busca cuando se necesita… Que conduce a la locura sin dolor, recuerdos ni despedidas. Ese que empieza y termina el mismo día; sin razones, sólo con la satisfacción sentida hecha necesidad.

Sentido homenaje al amor, ese que no se espera  vivir, que se da por casualidad en el lugar menos considerado.  Que  conoce la boca que  besa pero no le pertenece, ese que no tiene preámbulo, que ilusiona y nos hace soñar. Ese que juega con  la conciencia  y  el deber ser, que ríe a  carcajadas… sin propiedad pero con derechos.

Sentido homenaje al amor, que soñamos  pero nunca se hace realidad, a ese amor platónico que se vive con los ojos cerrados, donde los sentidos no cumplen la función, el que produce suspiros que no tienen fin, aquel que confunde la realidad con  los sueños, interminable porque no se vive, aquel que no hace daño, solo se goza con imaginación.

Sentido homenaje al amor, que se viste de blanco y corbata, que empieza con la bendición de Dios hasta que la muerte le dé fin. Aquel que tiene los mejores  frutos y prolongan dinastías. Ese amor de deberes y obligaciones, en el que comúnmente se habla de honestidad  olvidando la integridad. Aquel donde el otro se califica como propiedad revistiendo en egoísmo, ese amor sacramental, que persiste en el tiempo, fortalecido de raíces casi que indestructibles pero que en ocasiones peligra por un amor fresco que reinventa a las personas, que hace olvidar el camino recorrido, la sangre,  lo ético y moral, dándole cabida a la complicidad.

Sentido homenaje al amor que nace entre amigos, puro y sincero cuando es real. Ese que rompe barreras, convirtiéndose en una de las mejores dichas que una persona pueda tener, un Amigo.

Sentido homenaje al amor por los hijos, ese instintivo y sin condiciones que no defrauda y que está disponible y atento en todo momento, que es eterno,  que sobrepasa entrañas, aquel que no se queda corto  y sale por todos los poros, convirtiéndose en esa poesía con protagonistas reales.

Son muchas las formas de amar: se sueña, se vive y se compra… Con el común denominador que cuando se inyecta placer y el amor termina este último se olvida fugazmente cuando comienza otro.

Artículos relacionados

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba