Fútbol

Gustavo ‘La Piña’ Mendoza: Un Samario muy ‘Pijao’

Juan David Alvis Barrios - El Emperador

Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Tolima.

Estadígrafo Deportivo especializado en el Deportes Tolima y Director de Planeta Vinotinto.

Gustavo Enrique Mendoza Torres, es uno de ésos jugadores que se queda en la retina del hincha Tolimense. Más allá de su técnica, fue como jugador, una muestra entera de profesionalismo, garra y amor por la camiseta, teniendo en el Deportes Tolima, sus mejores años y brindándole a la afición ‘Pijao’, lo mejor de su fútbol.

Gustavo La Piña Mendoza y Carlos Pibe Valderrama

Uno de las principales piezas en el mediocampo en los 65 años de historia del Deportes Tolima, nació un 1 de Agosto de 1954 en ‘La Bahía más linda de América’, Santa Marta. Entre las playas y los manglares, Gustavo inició su historia en el fútbol Colombiano debutando en el ‘Decano del Fútbol Costeño’, el Unión Magdalena en 1974. Su estadía en el cuadro ‘Bananero’ fue hasta 1977 pasando al Independiente Santa Fé, con el que jugaría en la temporada de 1978. Al siguiente año, pasaría al Atlético Júnior donde estaría hasta 1979.

Gustavo ‘La Piña’ Mendoza en el Unión Magdalena. FOTO: José Martín Ripoll Guzmán.

En Enero de 1980 coincidieron el Deportes Tolima y Gustavo ‘La Piña’ Mendoza en Santa Marta. Los ‘Pijaos’ bajo las órdenes del DT Uruguayo, José María ‘El Chema’ Rodríguez, estaban haciendo su pretemporada en la ‘Samaria’ y Gustavo ‘La Piña’ Mendoza, en las instalaciones del Unión Magdalena resolviendo su situación. Eduardo Dávila, dueño del Unión había negociado la mitad del pase con ‘La Piña’ tras su llegada desde Júnior y a la venta al Deportes Tolima, no le fue reconocido ése dinero. Lo único que supo ‘Piña’ fue el mandato de Gabriel Camargo para traerlo al conjunto Tolimense. Como Dávila y Mendoza no resolvían su situación, el propio ‘Piña’ no se reportaría a la pretemporada y sería ausente las 2 primeras fechas del Campeonato Profesional. Ahí fue cuando el destino intercedió y una llamada a su casa en Santa Marta, le cambió la vida: Tuvo que ir a la sede de Pimpollo en Barranquilla y allí tendría los pasajes aéreos para Ibagué para incorporarse a los ‘Pijaos’.

Gustavo ‘La Piña’ Mendoza, 2do de izquierda a derecha en la fila de arriba. FOTO: Guillermo Ruiz Bonilla.

El debut de ‘La Piña’ fue en Ibagué frente al Atlético Nacional, perdiendo 1-0 por un penal convertido por Heberto Carrillo y anotado por su paisano, Óscar Ortega. El Campeonato pasaría y tras un gol frente al DIM, a ‘La Piña’ le sería reconocido su porcentaje del paso por parte de Gabriel Camargo, quien había hecho un negocio con Independiente Santa Fé (equipo al que pasaría en 1983). Gracias la intercesión de Gabriel Camargo, comenzaría el romance entre ‘La Piña’, la ciudad de Ibagué y por supuesto, el Deportes Tolima. A la par de la llegada de ‘La Piña’ empezó a forjarse una nómina de lujo con los delanteros Evaristo ‘La Pantera’ Isazi (Paraguayo), Cristino ‘Kitty’ Centurión (Argento-Paraguayo); volantes como Víctor Hugo del Río (Argentino) y Américo ‘El Kiry’ Quiñónez; grandes defensores como Hugo Gallego, Francisco Maturana y Alfredo ‘El Pato’ Araújo. Tanto era el buen nivel que cuenta el propio Mendoza: “Teníamos tanto nivel que los Jueves en la práctica de fútbol se quedaban 11 jugadores profesionales por fuera esperando la chance de jugar. Teníamos arqueros como Valentín Vargas, Raúl Navarro Paviatto, Roque Fontalvo, Óscar Quintabani, Hernán Torres; en cada posición teníamos jugadores de primer nivel”. 

Aquel equipazo, que fuera subcampeón 2 veces consecutivas y semifinalista de la Copa Libertadores a principios de la década de 1980 del siglo XX, empezó a despertar admiración  en propios y extraños llevando grandes cantidades de personas a los estadios del país y de Sudamérica. Bogotá, Medellín, Cali, Santa Marta, Barranquilla, Manizales, entre otras plazas, verían la magnificencia de un equipo con un estilo revolucionario que saldría a proponer de ‘igual a igual’ a todas las canchas. Entre las curiosidades del ‘Piña’ es que fue subcampeón 3 veces consecutivas, sin poder levantar el trofeo de nuestro FPC: 1981 y 1982 con Deportes Tolima y 1983 (equipo en el que jugó durante el segundo semestre) con el Atlético Júnior. Especialmente, esa euforia colectiva se inmortalizó en el triunfo triple ante Millonarios FC (partidos de reservas y partido profesional) y Cobreloa de Chile (Semifinal de la Copa Libertadores), el 17 de Octubre de 1982.

Gustavo ‘La Piña’ Mendoza. fila de arriba  FOTO: Emilio Vidal.

‘El Piña’ Mendoza entre estadísticas y vivencias recuerda 18 goles en su era como profesional. Su principal característica era la de ser un volante de marca (en ocasiones defensor central) de grandes condiciones, aguerrido, temperamental, de buen manejo de balón para distribuir el flujo ofensivo, hábil recuperador de balones, remate fortísimo de larga distancia, buen juego aéreo y liderazgo dentro del terreno de juego. En el ‘Vinotinto y Oro’, las cuentas claras son la de 313 partidos jugados y 7 goles por Liga y la Copa Libertadores entre 1980-1982 y 1984-1987. Desde Santa Marta llegó con el apodo de ‘Piña’ por Álvaro Enrique Mestre (narrador deportivo), principalmente por su frondoso afro que tenía desde 1972, cuando integró la Selección Magdalena. Entre otros recuerdos, También en el Atlético Júnior se le tiene grata estimación por haber formado una tripleta inolvidable con los volantes Argentinos, Victor Pérez y Óscar Babington, quienes fueron subcampeones en 1983.

La Piña Mendoza en 1987 Foto: Carlos Alberto Dorado Zamboni

Después de seguir su periplo como profesional (complementando su carrera en Independiente Santa Fé, Pepe Ganga de las Islas Margaritas en Venezuela y Once Caldas), se retiró a inicios de la década de 1990, andando por las divisiones inferiores del Unión Magdalena y del Atlético Junior para formarse como entrenador, hasta recalar a mediados de ésta década del Siglo XXI en la ciudad de Ibagué. Desde entonces, ha estado muy ligado con las Divisiones Inferiores del onceno Tolimense (en especial con las categorías de Preinfantil, Infantil, Prejuvenil, Juvenil, Sub 17 y Sub 20), además de la afamada escuela de Formación Deportiva, Academia Tolimense.

¡Feliz Cumpleaños, Piña!: Un legendario de la historia del ‘Vinotinto y Oro’

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba