Historias

María Nelsy: La mujer víctima del conflicto armado que se convirtió en empresaria de productos químicos

Verónica Palacios

Comunicadora Social – Amante de la radio 🎙️

Su historia como la de muchos está llena de sacrificios, desafíos y una enorme perseverancia.

María Nelsy Franco es una mujer tranquila y sencilla. Tiene un carácter fuerte que la caracteriza como la líder que cada mañana llega a guiar a su equipo de trabajadores; dice con orgullo que conoce a la perfección el manejo de su negocio que ha liderado con dedicación y que aprecia a quien tiene espiritualidad y conexión con Dios.

Ella ama enormemente dedicarle tiempo a su trabajo y ser gerente de su empresa distribuidora de productos químicos, lo que muchos no saben es que esa vocación la encontró hace 25 años, cuando por cosas de la vida decidió renunciar a su trabajo estable y aventurarse a la faceta de vendedora, una oportunidad que la llevó a iniciar su propio negocio.

María Nelsy, nació en la vereda Lisboa del municipio de Anzoátegui Tolima, un lugar que para ese entonces los grupos al margen de la ley tenían poderío en la zona, así que su familia se vio obligada a dejar su finca y desplazarse cuando ella era tan solo una niña de 5 años a la ciudad de Ibagué, la tierra que la ha visto crecer como mujer y empresaria.

No contó con una figura paterna en gran parte de su vida, sin embargo eso no fue impedimento para alcanzar sus logros. Es una convencida de que el éxito depende de uno mismo y de nadie más. Y su historia es un vivo ejemplo.

María Nelsy pasó su infancia con su madre, hermanos y tíos que como ella cuenta en algún momento se convirtieron en sus padres. Realizó sus estudios de primaria en el colegio María Auxiliadora y su bachillerato en el Leonidas Rubio. Pero fue su estudio de secretaria auxiliar en ventas en el SENA  lo que la llevó a empezar su camino.

Sus inicios en el industria de productos químicos.

María Nelsy tuvo la oportunidad a la corta edad de 17 años de ingresar a trabajar en la Farmacia Colony, una distribuidora de productos naturales y químicos reconocida en la ciudad de Ibagué.

Allí trabajó por 21 años. «conté con la oportunidad de tener un jefe maravilloso, Silvestre Arias Rico, a él le debo todo lo que aprendí de la industria de los químicos», cuenta Franco con lágrimas en sus ojos y voz recortada.

Las vueltas de la vida la llevaron a dejar la farmacia. Su habilidad y destreza le permitieron al poco tiempo ser contactada por una empresa que se dedicaba a una labor comercial similar. Tres meses después  la empresa cierra sus puertas debido a la crisis del 96 dejando nuevamente a María Nelsy sin rumbo fijo.

Sin embargo, no se imaginaba que esa puerta cerrada era la llave para el mundo empresarial que le esperaba.

«Mi jefe de ese momento Luis Alberto Álvarez me dijo es hora de arrancar con su negocio, así que le dije ¿de donde flores si no hay jardines?. Pero junto con la secretaría que también se había quedado sin empleo nos asociamos y decimos probar suerte», recuerda con una sonrisa en su rostro.

Aunque no contaba con los recursos para un negocio, María Nelsy utilizó el dinero que un hermano suyo le había dado a guardar producto de la venta de una casa. Y así junto a su socia deciden arrancar el 30 de septiembre de 1996 con la empresa de productos químicos Clorquimicos.

Una empresa tolimense que cumple 25 años en el mercado laboral, brindándole servicio, calidad y economía a sus clientes.

«Empezamos con la venta de hipoclorito. Aunque no teníamos un lugar donde montar el negocio uno de los clientes que tenía en la empresa anterior me mencionó un lote en la carrera sexta. Me animé y fui a verlo», cuenta.

Y agregó «recuerdo que era solo monte, tenía una piecita y cocina. Sembramos maíz y el obsequio para los clientes eran mazorcas. Arrancamos tres, junto con el bodeguero. No fue fácil pero tampoco imposible, logramos con el paso de los años sacar la empresa adelante», comenta con orgullo y gratitud.

Recuerda que fueron 10 años de trabajo constante para lograr construir las instalaciones con las que cuentan. «aún nos faltan varias cositas, queremos ampliar otros espacios pero ahí vamos», dice maría con sencillez y humildad.

Hoy, Clorquimicos, es una empresa que distribuye sus productos a más de 15 municipios del Tolima. Busca adicionar nuevas líneas a la empresa, ampliar su sede a otros puntos de la ciudad o municipios del departamento y ser importador directo de algunos productos que comercializan.

María Nelsy es la esposa de Héctor Carvajal Ramírez, madre de Lina y Angélica Carvajal y la abuela de Nicolás y Sebastián que la tienen enamorada, aunque energía y ganas de trabajar le sobran no descarta la posibilidad de jubilarse y dedicarse a disfrutar de su familia y sus perros.

«He trabajado por muchos años con esfuerzo, hoy recuerdo esa mujer que con dinero prestado y regalando mazorcas a los clientes inició el negocio, me siento orgullosa de lo que he conseguido. Uno en la vida debe actuar bien porque recoge lo que siembra», concluyó.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba