Fútbol

El Caballito Vallenato

Juan David Alvis Barrios - El Emperador

Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Tolima.

Estadígrafo Deportivo especializado en el Deportes Tolima y Director de Planeta Vinotinto.

Siempre la Costa Atlántica Colombiana ha sido aportante valioso de jugadores en los 65 años de historia en el Deportes Tolima. Hoy, 16 de Mayo, repasaremos la vida y obra de uno de esos jugadores destacados, hijo de Valledupar, César, el volante Carlos Julio Robles Rocha.

Carlos Robles en el Valledupar Fútbol Club

En 1992, el Deportes Tolima no pasaba una de sus épocas más gratas: Quedando penúltimo en la reclasificación general 33 puntos (42 puntos si sumamos las victorias x3), estuvo cercano a vivir lo que un año después (el descenso a Segunda División). Sin embargo, en el barrio Sabanas del Valle, en la tierra del Cacique Upar, nacía Carlos Robles, un chico introvertido, bastante serio pero ante todo, con una voluntad férrea para jugar al fútbol. Cuando otros niños de su edad se declinaban por el Boxeo o por el Béisbol, deportes con bastante apogeo en ésta zona del país, El Caballito (apodo que adoptó en el Deportes Tolima) mostró desde ésa edad lo que quería ser. A pesar de vivir la sombra de la violencia paramilitar que azotaba por ésos años a ésa región del país (en la que rozó la muerte tras ser rodeado por unos hombres en moto mientras iba de camino adonde su abuela), decidió a los 15 años abandonar el núcleo familiar para lograr su sueño como futbolista profesional. El equipo que le abrió las puertas fue precisamente el de su tierra, el Valledupar que en ése entonces, daba sus primeros pasos en la 2da División del Fútbol Colombiano. Lejos de ser un ‘Caballo’ (otra forma de decir calidoso en el argot futbolístico), aquel Potrillo a sus 16 años mostraba las condiciones de un volante central con juego bastante fluido en el primer pase, constante llegada al área y más aún, un despliegue físico notable, algo que solamente se ve en los virtuosos de ésta posición.

Carlos Robles en el Deportes Quindío

Fue madurando Carlos, a partir de su debut en 2008 y para ascender en criterios futbolísticos, tuvo la oportunidad de llegar al Deportes Quindío en 2009. El inicio fue bastante prometedor gracias a que en 2009, contó con la confianza del Director Técnico Ramiro Viáfara que le permitió jugar el Mundial de aquel año con la selección ‘Tricolor’ quien tuvo una destacada actuación quedando 4to en aquella participación en Nigeria. Allí tuvo la oportunidad de compartir con los que hoy serían sus compañeros en el ‘Vinotinto y Oro’: El popular ‘Cachorro’, Daniel Cataño y el delantero, Jorge Luis Ramos. Hasta 2013, el año en que el cuadro ‘Cuyabro’ descendió, el representativo del barrio Sabanas del Valle jugó 101 partidos jugados y anotó 6 goles; uno de los momentos más felices en el cuadro de Armenia fue en el 2011 cuando anotó su primer gol como profesional. Las buenas actuaciones en el representativo del Departamento del Quindío le permitieron realizar una pasantía de 1 año en el Once Caldas, donde no tuvo mucha continuidad con apenas 18 PJ y 2 goles entre 2013 y 2014. Para el segundo semestre del 2014, con el cuadro ‘Cuyabro’ en la 2da División, Robles jugó la misma cantidad de partidos que en la temporada que vivió en el ‘Blanco-Blanco’.

Carlos Robles en el FK Partizani de Tirana

En el año en que el Deportes Tolima era campeón de la Copa Colombia 2014, con ganas de tomar nuevos desafíos debido a los incumplimientos salariales del Deportes Quindío, decidió tomar maletas a territorio Europeo camino al FK Partizani de Tirana, equipo de la capital de Albania, un pequeño país enclavado en las costas de los Montes Balcanes. Gracias a la mediación de Iván Ramiro Córdoba, leyenda de la Selección Colombia y del Ínter de Milán (que desde ese momento empezaba su carrera como empresario), logró su sueño de llegar al fútbol Europeo. Sin embargo, no todo sería color de rosa: Tan solo con 7 meses y poca continuidad (con 7 partidos jugados) decidió devolverse a Colombia en la primavera del 2016. En año y medio, en el Atlético Huila, mostraría aún más sus condiciones de liderazgo futbolístico, posicionamiento táctico y cualidades técnicas, a pesar de recibir ofrecimientos en Portugal. Con 68 PJ, 4 goles y con poco más de 9 años como profesional, el Presidente Gabriel Camargo trae al ‘Caballito’ a pastales más amplios.

Carlos Robles Campeón Deportes Tolima

Con un equipo que había perdido 3 finales de Liga en 15 años y con el recuerdo fresco del título en la Copa Colombia 2014, el hijo de Valledupar recibió la plena confianza del profesor Alberto Gamero quien lo había sufrido en el primer partido de su nueva era con los ‘Pijaos’, el 27 de Agosto de 2017 en el estadio Guillermo Plazas Alcid de Neiva (partido que significó el ‘Clásico del Tolima Grande’ #100 en el profesionalismo, válido por la Fecha 10 del Torneo Finalización). Formando un tridente maravilloso en la mitad con Rafael Robayo y Carlos ‘Neneco’ Rentería (la RRR), fue fundamental en la obtención de la segunda estrella del conjunto Tolimense. Para la anécdota quedará el gesto de caballerosidad en el 4to penal de la tanda frente al Atlético Nacional en el estadio Atanasio Girardot, el 9 de Junio de 2018, cuando le permitió cobrar el penal que se le había asignado a su compañero Marco Pérez, quien pasaría del ‘infierno al cielo’ convirtiéndose en uno de los máximos ídolos en la historia del Deportes Tolima. Hoy, el esposo de Wendy Acosta y el padre de Alana Robles Acosta, tiene su impronta en el conjunto ‘Pijao’ recordando el aporte también significativo y glorioso de otro paisano suyo, Hugo ‘El Vallenato’ Arrieta. Representante también hasta hace poco de los ‘Musicales’ en la ‘E-Liga Dimayor’, Carlos acumula 87 PJ y 4 goles teniendo la oportunidad de disputar las ediciones de las Copas Libertadores 2019 y 2020 y por supuesto, de la Copa Sudamericana 2019.

Rene Higuita y Arley Dinas 2000

Como parte también de esas bellas curiosidades que tienen la vida y el fútbol, otro jugador quien también fue clave en la primera estrella de los ‘Pijaos’ y comparte la posición de nuestro homenajeado, también cumple años hoy. Se trata del gran José Arley Dinas Rodríguez, nacido en Caloto, Cauca, un día como hoy pero en 1974. Un volante recio, de gran fortaleza física, potente remate y gran cabezazo, completó en las temporadas 1998-00 y 2003-04, un total de 167 partidos jugados y 25 goles, con el valor agregado de jugar también como defensor central y ser continuamente convocado a Selección Colombia desde el conjunto ‘Pijao’. Actualmente le deseamos una pronta solución a la tutela interpuesta por una indemnización de la lesión de rodilla que lo alejó del fútbol a temprana edad.

¡Ésta es la historia del conjunto Tolimense!

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba