Fútbol

‘La Turbina del Siglo’

Juan David Alvis Barrios - El Emperador

Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Tolima.

Estadígrafo Deportivo especializado en el Deportes Tolima y Director de Planeta Vinotinto.

Un día como hoy en 1992, nacía en Cali, Valle del Cauca, el volante Andrés Felipe Ibargüen García, autor de uno de los goles más importantes en los 64 años de historia del Deportes Tolima: El gol del título de la Copa Colombia 2014, el 12 de Noviembre de 2014 en el estadio El Campín de Bogotá.

Andrés Felipe Ibargüen – Foto Fubolete

Conocido por los hinchas de Atlético Nacional como El Milagro (por su centro memorable en los 4tos de Final en Medellín vs Rosario Central, el 19 de Mayo de 2016), éste habilidoso jugador conocido por su velocidad, gambeta y picardía, a quien desde Planeta Vinotinto denominamos La Turbina hace parte de ésa estirpe de jugadores del paladar futbolístico del hincha del Deportes Tolima, un delantero que supo hacerse un lugar en la historia ‘Pijao’ gracias a un gol memorable que le dio al conjunto Tolimense, su 3er título oficial en el profesionalismo. Pero antes de detenernos en éste momento glorioso, vamos a repasar un poco la carrera del hoy delantero de la Selección Colombia y el América de México:

Andrés Ibargüen – Racing Club
  • Con sus 1,75 metros y 70 kilogramos de talento, astucia y goles, debutó con tan solo 19 años en el Cortuluá FC. En el equipo ‘Corazón del Valle’ tuvo la confianza en sus primeros pasos como profesional acumulando 23 partidos y anotando 1 solo gol entre 2011-2012.
  • Como parte de su evolución, éste extremo izquierdo fue perdiendo la ‘timidez’ de los debutantes y terminó jugando un poco más cercano al área. Ésta etapa la encontraría en el Bogotá FC jugando entre 2013-2014, un acumulado 61 partidos y anotando 8 goles. Como lo había contado Luis Fernando Giraldo en uno de los Foros Pijaos donde estuvimos conversando, él se encargó de sugerir al joven Ibargüen a Gabriel Camargo, que con la veeduría de Carlos Castro y Humberto ‘El Tucho’ Ortíz, terminó llegando al Deportes Tolima a finales de Mayo de 2014.
  • Fue en su etapa del Deportes Tolima donde mostró su repertorio tanto de goleador como asistidor y además de futbolista de partidos importantes. Entre tantos episodios podemos recordar la heroica remontada del ‘Pijao’ frente al Once Caldas, el 31 de Agosto de 2014 cuando perdía 3-0 en el primer tiempo y termina empatando el partido 3-3 (precisamente Ibargüen anota el 3-1 a los 73’ y asiste a Yimmy Chará en el 3-2 a los 85’).
Andrés Ibargüen – Deportes Tolima

Pero vamos a detenernos en ése 2014 donde Andrés Felipe tuvo su momento más glorioso con la camiseta del Deportes Tolima. Efectivamente en la Copa Colombia 2014 que dejó atrás 2 años seguidos de fracasos (recordando la oportunidad de llegar a la final en el Apertura 2013 tras perder 3 oportunidades claras en el Cuadrangular compartido con Deportivo Pasto, Atlético Nacional e Itagüí FC) tras una gran ronda previa en Fase de Grupos y dejando en el camino al DIM (en 8vos), a Nacional (en 4tos), a Patriotas (Semifinales) y por supuesto, a Independiente Santa Fé, coronándose campeón en el legendario estadio El Campín. En ése semestre, La Turbina completó 30 goles, 3 asistencias y 3 goles, de los cuales, el 3ero coincidió con el 12 de Noviembre de 2014. Como siempre, le llegó el balón a él en un momento de rebeldía dejando a 2 rivales en el camino, de un Santa Fé que empezaba a mostrar el fútbol recio, contragolpeador y táctico que le permitiría construir el ciclo más importante de su historia. Y fue ésa historia, la del fútbol soñador, rebelde y romántico que puso a Andrés Ibargüen con un derechazo tremendo en el arco Norte del estadio Bogotano a los 44’ dentro de la historia dorada del ‘Vinotinto y Oro’ mientras la alegría era notoria en los más de 5.000 hinchas ‘Pijaos’ que se agolparon en la tribuna contigua para celebrar a rabiar tan dichoso momento. Incluso, rengo y desgastado por el trabajo impuesto por el profesor Alberto Gamero, fue pieza clave hasta el final en el partido que empezó a favorecer al ‘Vinotinto y Oro’ en el inicio de su 2da época dorada. Un 12 de Noviembre que quedará para siempre en la memoria de los hinchas ‘Pijaos’.

Andrés Ibargüen – América de México

Alternando la Copa Sudamericana de 2015 con los torneos locales, Ibargüen siguió dejando más de su fútbol en el ‘Vinotinto y Oro’ en otro momento memorable en la historia ‘Pijao’. El 5 de Diciembre de ése año, cuando el conjunto Tolimense perdía la serie 2-1 de 4tos de Final frente al Once Caldas, apareció como un milagro, como una ráfaga divina, un carrerón de Ibargüen de izquierda al centro como Diego Maradona en México ’86 y con un derechazo, al bendito palo del arco Norte del Presidente Manuel Murillo Toro (rememorando el golazo del título, apenas 1 año antes), empató la serie 2-2 en la reinauguración del ‘Coloso de la 37’ y suscitó el 3-2 con el que el Deportes Tolima avanzaría a Semifinales con la celebración de más de 28.000 almas que colmaron el ‘Fortín Pijao’. Finalmente, nuestro homenajeado completó 90 partidos con 15 goles y 14 asistencias entre 2014 y 2015.

Finalmente, recalaría en Atlético Nacional (donde jugó 56 partidos, 11 goles y la Copa Libertadores del 2016), luego en Racing Club (donde jugó 14 partidos y anotó 3 goles, siendo uno de los fichajes más caros en la historia de la ‘Academia’ entre 2017-18). Actualmente en el América de México, completa 82 partidos, 13 goles y 8 asistencias. En total, en su carrera, el delantero Caleño ha logrado completa 349 partidos, 56 goles, 35 asistencias y 9 títulos.

Esperamos algún día verlo con brillantes actuaciones en la ‘Tricolor’ y por qué no, de regreso en la Institución ‘Pijao’.

¡Feliz Cumpleaños, Turbina!: Autor de uno de los goles más importantes en la historia del conjunto Tolimense

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba