Historias

Por las sendas del Cañón del Combeima: Kilómetros de historia por conocer

Cristhian Yesid Varón Rico

Licenciado en Inglés y especialista en pedagogía. Fotógrafo y montañista.

El Cañón del Combeima posee una ubicación tan importante en la ciudad de Ibagué y en el departamento del Tolima que hasta caminos de más de 400 años recorren y se esconden a través de él. Así es, cientos de años de historia y miles de experiencias vividas las cuales se han desarrollado a lo largo de estos senderos que permanecen hoy en día casi en el olvido de la memoria de muchos de sus habitantes. Caminos indígenas y ancestrales que por cientos de años fueron las vías principales que conectaban asentamientos indígenas, pueblos, municipios e incluso departamentos de nuestro país; aunque algunos se atreven a decir que estos caminos históricos llevaban más allá de nuestros límites nacionales. Aunque personalmente yo les creo.

Sería imposible que un lugar tan grande y con ubicación estratégica no tuviera senderos que llevaran a sus habitantes a conectarse con otros sitios de interés. Personalmente, desde muy pequeño he tenido la oportunidad de caminar por las rutas más bonitas que tiene el Cañón del Combeima y que por supuesto están cargadas de historias que trataré de compartirles a lo largo de este escrito. Así que quiero me acompañen en un recorrido corto, pero con un poco de historia que espero les despierte el interés por seguir investigando del lugar donde viven y su importancia a través de los años.

Salida de Ibagué al camino del Quindío. Por Bendix Koppel

En la actualidad, existen más de 50 caminos que conectan veredas, municipios, pero incluso departamentos de Colombia y que atraviesan las montañas del imponente Cañón del Combeima. Tenemos las rutas antiguas de ingreso al Parque Nacional Natural los Nevados que parten desde la vereda Cay, la Cascada, El sacrificio, Santa Clara y continúan en travesía para ingresar al Páramo y al municipio de Anzoátegui. Tenemos caminos que parten desde la vereda Pastales hasta el Meridiano y llegan a fincas como la selva y las Nieves en el Páramo. También, tenemos la entrada Sur del Parque de los Nevados que nos lleva al Norte del Tolima o a departamentos como Risaralda, Quindío, Caldas y caminos que nos conducen desde el corregimiento de Juntas hasta el Volcán cerro Machín o el famoso camino del alto de cruces que lleva directamente al corregimiento de Toche sobre la carretera que lleva al Municipio de Salento o al Municipio de Cajamarca.

Vista de Ibagué tomado del Camino del Quindío. Por Bendix Koppel en 1873

Sin embargo, el Cañón del Combeima, sobre su frontera con Cataima, peñaranda, el Corregimiento de Tapias, el Moral, Machín y Toche, tiene el honor de compartir unos 50 kilómetros del antiguo camino del Quindío o camino real indígena el cual llegó a ser una de las vías de tránsito más importantes de Colombia y por donde pasaron desde nativos hace más de 500 años hasta reconocidos personajes que han hecho parte de la historia de nuestro país durante la época de exploración científica, guerras de independencia, etc.

Este camino real se encuentra ubicado geográficamente en el centro occidente del territorio Colombiano, en las vertientes oriental y occidental de la cordillera central y el cual se extendía por más de 100 kilómetros desde la ciudad de Ibagué hasta Cartago en el Valle del Cauca. Desde Ibagué se inicia el recorrido en el Barrio Libertador, pasando por la vereda Santa Teresa, luego se sube la vereda las Amarillas y se llega a las Ánimas. Después de allí, se debe pasar por la Palmilla, hacer una travesía por la cuchilla del Cañón del Combeima y el Cañón de Tapias hasta un punto que se denomina la Mediación ubicado en cercanías de Tapias. Luego, se llega a Campamento, se pasa por el Moral, Azufral, Machín y el Corregimiento de Toche (el lugar con mayor número de palma de cera en el mundo). El anterior recorrido, es el tramo de unos 50 kilómetros que el Cañón del Combeima comparte de este histórico paso y del cual les compartiré algunos datos.

Camino Nacional, vía a Toche- Cañón del Combeima – Foto Cristhian Yesid Varón

Este camino fue descrito por los viajeros, comerciantes, exploradores y personajes famosos como de difícil acceso y con una fuerte inclemencia de su clima, debido a que se iniciaba casi sobre los 1200 msnm y se elevaba por bosques de niebla y páramo, haciendo que aquellos que transitaban por allí se expusieran a temperaturas bajas y lluvias constantes durante su largo recorrido a pie, lomo de mula o buey e incluso contratando el servicio de los famosos cargueros humanos de aquella época. El naturalista, geógrafo, explorador Alexander Von Humboldt, quien fuera una de las figuras más importantes en recorrer este camino, describió este recorrido como “el paso más difícil de los Andes”. Él, junto con su compañero de viaje, el naturalista, médico y botánico francés Aimé Bonpland, emprendieron la travesía de este camino (1801) lleno de adversidades, pero que sin duda les llamaría bastante la atención por su gran biodiversidad y especies de plantas tan imponentes e importantes como la reconocida Palma de Cera.

Palma de Cera – América Pintoresca (1884)

Al igual que Humboldt y Bonpland, fueron muchos los personajes históricos que recorrieron este gran camino y que de una manera u otra conocieron y caminaron gran parte de lo que hoy se conoce como Cañón del Combeima. Entre algunas figuras de la época se encuentran nombres como: Manuel María Mallarino, quien fuera presidente de la Nueva Granada (1855-1857), el expresidente General José Hilario López, quien a sus sus años de adolescente y huyendo de la guerra, cruzó este camino del Quindío pasando por Tapias hasta llegar a Ibagué. También, Francisco José de Caldas, Simón Bolívar, Antonio Baraya, Antonio Nariño, Atanasio Girardot, Agustín Codazzi, el químico francés Jean Baptiste Boussingault, el coronel inglés John Potter Hamilton, el ejército libertador, movilizaciones de independencia, los ejércitos criollos, viajeros, exploradores y gente del común que de alguna manera tuvieron que movilizarse por este gran paso entre las montañas de nuestra región.

Subida de cargueros (1801) por la ladera del río Magdalena, según boceto de Alexander von Humboldt. Al fondo la ciudad de Ibagué y el pico nevado del Tolima.

Es por eso, que la próxima vez que usted piense que Ibagué no ha sido un lugar importante en la historia del país, lo invito a que nos demos la tarea de seguir conociendo e investigando muchos datos importantes que nuestra ciudad tiene para contar. Y por supuesto, si tienen la oportunidad de recorrer lo que alguna vez fue el paso más importante del centro de Colombia no dude en hacerlo, puesto que se puede lograr por el camino de herradura antiguo, pero es bastante exigente y con probabilidades de pérdida, o por la carretera que del Barrio Boquerón lo lleva al Corregimiento de Tapias por los túneles, Corregimiento de Toche y de allí puede seguir hasta llegar al Municipio de Salento en el departamento del Quindío. Una travesía histórica, de carretera destapada y muchos kilómetros, rodeada de una gran biodiversidad, cascadas, gente amable y bosques gigantes de palma de cera. ¿Qué espera para empezar a planear su aventura por las sendas históricas que se guardan en nuestra región?

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba