Ibagué

¿Qué fue lo que ocurrió en el Mirador los Sauces en el Cañón del Combeima?

Cristhian Yesid Varón Rico

Licenciado en Inglés y especialista en pedagogía. Fotógrafo y montañista.

Inconformismo generó hace unos días en algunas personas el cobro de $1.000 para poder disfrutar de un lugar emblemático de la ciudad de Ibagué, el cual se encuentra localizado en el hermoso corregimiento de Juntas, Cañón del Combeima. Pero ¿Qué es lo que realmente ocurrió?

Grupo Compañeros Montañeros

Como habitante de toda la vida del Cañón del Combeima y amante de la naturaleza y los paisajes que esta zona ofrece a sus habitantes y visitantes, me tomé la tarea de investigar un poco sobre lo que ocurrió hace un par de días en el famoso mirador de Juntas el cual por muchos años tuvo acceso libre a toda persona que quisiera subir a tomarse su particular fotografía en las escaleras o en su punto más alto con vista al río, las quebradas, las montañas y hasta el nevado del Tolima; cosa que aún se puede hacer después de pagar $1.000 para ingresar al lugar.

Para analizar lo sucedido debemos irnos a los inicios del siglo XX en donde lo que hoy se conoce como Cañón del Combeima pertenecía al entonces latifundista y personaje Antioqueño Martin Restrepo. Un hombre que según datos históricos e historias de nuestros abuelos llegó a ser el dueño de la Hacienda Tolima que abarcaba más de 15.000 hectáreas incluyendo el Cañón y las estribaciones del Nevado del Tolima. De Martin Restrepo Escobar se conoce su oscura ambición por ser dueño de todas las tierras que pudiera abarcar; lo cual cobró la vida de muchos campesinos desplazados que en la época buscaban una parcela para poder cultivar (en otro artículo les hablaré más de lo sucedido).

Después de la muerte de Martin Restrepo, sus socios y familiares decidieron lotear los terrenos a varias familias que venían de Boyacá, Cundinamarca, entre otros, debido a la violencia tan grande que se vivía en estos lugares. De acuerdo a un artículo realizado por Tatty Umaña el 20 de Julio del 2020 para un portal de noticias en Ibagué se afirma que los primeros pobladores en llegar al Corregimiento de Juntas, según relatos de algunos octogenarios y familiares, fueron Tomas Osorio, casado con Carmen Julia Valencia y Félix Celerino Jiménez. Allí, se sabe que la primera casa la construyó don Roberto Diaz en su finca; después de su muerte, Blanca Díaz de Osorio, su hija, heredó la propiedad.

Cuando el Corregimiento de Juntas fue golpeado por la fuerte avalancha del año 59 y posteriormente destruido casi en su totalidad por la avalancha del año 85, doña Blanca Díaz dona los terrenos donde actualmente se encuentra hoy el corregimiento para que sus habitantes volvieran a comenzar y a trabajar lo que estos fenómenos naturales les habían arrebatado. No obstante, la familia Díaz continúa siendo dueña de otros terrenos incluyendo la finca Los Sauces en donde se encuentra hoy día el famoso mirador y el parqueadero justo en frente de la entrada a este emblemático lugar. Por lo que la implementación del cobro para ingresar a Los Sauces se hace por decisión de los propietarios para también hacer un control al lugar. A lo que quiero llegar con toda esta historia, es que así el cobro de los mil pesos genere incomodidad en algunos turistas, el predio Los Sauces es un terreno privado y el cual pertenece a una familia que por años ha sido su único dueño. Ahora, ellos decidieron crear un control que sin duda era necesario y que se debió hacer hace muchos años.

Grupo Compañeros Montañeros

Vale la pena recordarle a la ciudadanía que el mirador Los Sauces estuvo disponible por más de veinte años sin restricción alguna y siempre fue el tiradero de basura de la ciudad de Ibagué. También se había convertido en un expendio de drogas, motel, baño público, un destino para beber alcohol, etc. Por esa razón, y durante mucho tiempo, varios grupos lideramos actividades de recolección de basura, embellecimiento y socialización con los visitantes para poder generar una conciencia ambiental que pudiera contribuir al mantenimiento del lugar y hacer que la comunidad y visitantes protegieran y respetaran este espacio ubicado en un pulmón de nuestra ciudad. Desafortunadamente, las recolecciones de basura y socializaciones no tuvieron un gran fruto debido a la poca cultura ciudadana que se aplicaba allí.

Finalmente, vale la pena aclarar que no todos en el Cañón del Combeima nos oponemos al cobro para ingreso al mirador como lo afirmaron algunos medios locales en Ibagué. Por el contrario, somos más quienes apoyamos esta acción legal porque hemos sido testigos del mal uso que por tantos años se le dio al Mirador los Sauces en el corregimiento de Juntas y que lo llevó a ser un basurero municipal sin control alguno. ¿No me digan que después de tener este lugar totalmente gratis y sin haberlo cuidado un solo día, ahora se ofenden por un cobro de $1000 para mantener el mirador limpio y bien conservado todos los días?

Mirador Los Sauces Antes – Después

Para recordar:

Los niños y niñas menores de 10 años no pagan, así como las personas con discapacidades especiales y personas de la tercera edad. En el lugar se llevarán a cabo exposiciones locales, interpretación ambiental, actividades de interés, embellecimiento, conservación, etc. Para que verdaderamente los visitantes disfruten de un turismo limpio y responsable que vaya de la mano con el ambiente y el cuidado de nuestros patrimonios ambientales.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba