Fútbol

¡Villa, Maravilla!

Juan David Alvis Barrios - El Emperador

Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Tolima.

Estadígrafo Deportivo especializado en el Deportes Tolima y Director de Planeta Vinotinto.

Más allá de su situación personal actual, recordamos hoy, 19 de Mayo, el natalicio de uno de los grandes canteranos en la historia del ‘Vinotinto y Oro’, fundamental en la 2da estrella del conjunto Tolimense: Sebastián Villa Cano. ¿Quieren conocer detalles de su vida deportiva? Los invitamos a leer con gusto, éste editorial de Planeta Vinotinto en alianza con Tolima Online.

Sebastián Villa Cano en el Ponyfútbol

Sebastián Villa Cano, el nombre de pila del hijo de Bello, Antioquia, mucho antes de ser el futbolista que todos conocen y el personaje mediático en el último mes en la Argentina, fue un tímido, pícaro y ante todo, voluntarioso muchacho que se crio jugando a la pelota en uno de los sectores vulnerables del área metropolitana del Valle de Aburrá. Cuando recién su ciudad salía del estigma del narcotráfico, las bandas delincuenciales y las famosas ‘fronteras invisibles’, el Deportes Tolima empezaba a resurgir en el Fútbol Profesional Colombiano, en la labor inquebrantable de buscar su primera estrella en el Fútbol Profesional Colombiano. Corría 1996 y aquel niño que veía la luz primera, un 19 de Mayo, no se imaginaba que aquel equipo ‘chico’ que se convirtiera en ‘grande’ sería parte fundamental en su sueño futbolístico.

Partido del Pony fútbol

Con plata sin poder viajar a Medellín para poder entrenar, vivía a la par la dificultad de no tener una buena alimentación en su infancia (quizás por eso, no creció un poco más). Sin embargo, ‘flacucho y hambriento’ nunca le bastó los deseos de superación personal, tuvo su primera oportunidad en el Club Deportivo Palmazul (filial del DIM) en el legendario Torneo del Ponyfútbol (sumando 3 participaciones) debutando con triunfo, el 12 de Enero de 2009 frente a Villacafé cuando su equipo (por temas de reglamento) llevaba el nombre de Caunces I (uno de los barrios de Medellín) anotando triplete ésa tarde. Allí empezaría a mostrar su velocidad, gambeta y determinación, propia de los jugadores de ésta zona del país, que guardan en su habilidad, una forma casi literaria de evadir sus propios problemas. Hincha desde muy niño de Atlético Nacional, tendría una de las paradojas más grandes de su vida al enfrentar a su equipo del alma, varios años más tarde, dando una de sus mejores exhibiciones con la camiseta ‘Pijao’, equipo al cual vive agradecido y ha manifestado en diversas ocasiones, su aprecio, admiración y amor, que lo hace ser un seguidor más del conjunto Tolimense. En aquellos tiempos, cualquier remedio a su pobreza servía para promover su pasión por el fútbol, como una vez lo comentó a un reconocido medio escrito de Argentina, donde tuvo que vender chatarra para reunir dinero que le permitiera asistir a sus entrenamientos. Recurso que usó el día que conoció al ‘Tucho’ Ortíz para viajar de Bello a Santa Lucía (occidente de Medellín) en el Metro con $8.000 pesos recolectados de ésta labor.

Sebastián Villa Cano en la Sub 20 del Deportes Tolima

Por allá en 2012, Humberto ‘El Tucho’ Ortíz, veedor estrella del Deportes Tolima por más de 2 décadas, en ésos tiempos donde realizaba sus innumerables veedurías por territorio Colombiano, lo vería en el Palmazul en uno de los Torneos Regionales de la Liga Antioqueña de Fútbol (cuando fue llamado a 3 convocatorias y a 2 partidos de preparación en la categoría Prejuvenil). ‘Chirri’ (apodo con el que lo bautizaron en el representativo de Bello, el Deportivo Palmazul), terminaría recalando en el Deportes Tolima cuando brillaban por aquel entonces talentos como Yimmy Chará, Cristian Marrugo, Andrés ‘El Rifle’ Andrade, Robin Ramírez, David Silva, entre otros. Llega con tan solo 16 años al equipo Sub 17, pero su talento, determinación y goles, le permiten hacerse un lugar en el equipo Sub 20, donde encontraría a otro conocido que tenía del Fútbol Aficionado de Antioquia, Fabio Martínez (quien tuvo pasantías por el Palmazul y las categorías menores del DIM). En 2013, año en que brilló una Sub 20 maravillosa con título a bordo frente al Júnior, ganando con 4-3 global, conformado por grandes jugadores como Frank Lozano, Henry ‘El Caballito’ Obando, Didier Delgado, Wilmar Barrios (con quien Villa compartió también en Boca), Ómar Albornoz y el goleador de aquel torneo, Wilfrido de la Rosa.

Sebastián Villa

Fiel a su estilo, Villa seguiría de la mano de Fabio Martínez, madurando su fútbol y formándose en la Sub 20 para cumplir el sueño de debutar. El 2014, vendría con una primera incursión en el profesionalismo: Siendo goleador del Deportes Tolima en la Sub 20 (donde anotó 20 goles) y segundo en la tabla general de goleo, le llegaría por fin su oportunidad con otro gran mentor en su carrera, Alberto Gamero, de jugar en el Fútbol Profesional; el debut soñado sería en el estadio Centenario de Armenia por la Fecha 10 de la Copa Postobón 2014, el 27 de Agosto, cuando ingresaría a los 82’ por Andrés ‘La Turbina’ Ibarguen. Pareciera que hasta ahí, todo sería color de ‘rosa’ para Sebastián.

Sin embargo, en 2015, en su mejor momento con las categorías menores, recibió una dura lesión de rodilla derecha que lo sacó de las canchas por poco más de 7 meses. Parecía que la vida no le sonreía: ¿Para qué tanto esfuerzo si al final se quedaría ahogado llegando a la playa? Viviendo en una de las casa-hogar del Deportes Tolima en la ciudad de Ibagué, aquel muchacho entre lágrimas y recuerdos, tendría que tomar una decisión al respecto: Regresar a Bello para dejar su carrera o recuperarse para seguir tras su sueño. Su madre, el propio Fabio Martínez, Wilson Barrero (con quien compartió en Divisiones Menores y ha sido utilero del Club) y el propio ‘Tucho’ Ortíz sirvieron de ‘bastón’ emocional en ésta ardua tarea donde encontró a Dios también en su camino. Aquí es donde aplica el popular adagio: “Dios acude siempre a la mayor necesidad”.

2016 sería el año de la resurrección como lo hizo Cristo en Semana Santa. Volvería a ser tenido en cuenta en las convocatorias tras volver a competencias en el Torneo Nacional Sub 20. El 9 de Marzo, nuevamente frente a Quindío (otro de los clubes ligados a momentos claves de su carrera) en la Fecha 3 del Grupo H en el Centenario de Armenia donde ingresaría por Avimiled Rivas a los 82’. También, la oportunidad de debutar por Liga en un semestre de transición en el Deportes Tolima en partido válido por la Fecha 17 del Torneo Apertura frente a Independiente Santa Fé en el Presidente Manuel Murillo Toro (empate 2-2) en el que ingresaría por Víctor Aquino a los 84’. A cuentagotas, recibiría ésa experiencia en Primera División, regresando en un partido clave en el Torneo Finalización 2016 (donde los ‘Pijaos’ serían finalistas) nuevamente en el estadio Centenario de Armenia: 24 de Septiembre de 2016 vs Atlético Huila, Fecha 14 del Torneo Finalización. Habiendo ingresado por Víctor Aquino, y jugando por sector izquierdo, se llevó en su regate a Mateo Figoli y a Stiven Cortés sobre el sector oriental y quedando cercano al banderín del córner Nororiental, lanzó un centro preciso con zurda para el gol agónico de Gabriel ‘Gavilán’ Gómez (protagonista en éste Torneo) a los 84’, triunfo clave para llegar a la zona de clasificación.

Sebastián Villa y Luis Paz Deportes Tolima

En 2017, tras el subcampeonato liguero del Deportes Tolima, llegaría el debut en Torneos Internacionales con el ‘Vinotinto y Oro’. Gracias a la confianza dada por Óscar Héctor Quintabani, el extremo Antioqueño empezó a evolucionar su gambeta y desborde por el de un jugador más completo con sacrificio por banda y llegada a gol. Eso sí, no sin antes desmerecer el ‘voto de confianza’ dado por el DT Uruguayo, Gregorio Pérez quien saldría por la puerta de atrás del conjunto Tolimense tras desacuerdos con Gabriel Camargo. El partido debut de Sebastián sería en la Fase 1 de la Copa Sudamericana, el 2 de Marzo de 2017, en la victoria del Deportes Tolima 2-1 frente al Club Bolívar (partido en el que Villa arrancaría de inicialista). En ese 2017 tendría su mayor período de continuidad, siendo titular permanente y recibiendo el apoyo futbolístico (de jugadores como Santiago Montoya, Danovis Banguero, Ángelo Rodríguez y Marco Pérez) y por supuesto, el desarrollo de su talento potenciado por Óscar Quintabani, José ‘El Cheché’ Hernández y luego, por Alberto Gamero (el que terminó de consolidar su talento). Al fin, su primer gol como profesional llegaría precisamente en el estadio y frente al rival con el que debutó por el mismo Torneo (Estadio Centenario de Armenia frente al Deportes Quindío por Copa Colombia), el 27 de Abril por la Fecha 4 del Grupo H en la victoria 3-1; días más tarde, por la Fecha 6 (el 17 de Mayo) anotaría su primer doblete como profesional frente al Deportivo Pereira.

Deportes Tolima Campeón 2018

Ya consolidado en Primera, con la confianza de sus compañeros y el cariño de la hinchada del Deportes Tolima, llegaría el momento para el popular ‘Chirri’ pasara a ser conocido como la ‘maravilla’ del ‘Vinotinto y Oro’ (apodo mencionado por José María ‘Toño’ Pazos en el partido mítico del 9/6/2018). Con una generación de brillantes jugadores en todas las líneas y una convicción absoluta para buscar el título, consolidaría una dupla fantástica con Nilson Castrillón, convirtiendo la banda derecha del conjunto Tolimense en una verdadera autopista, donde llegaron goles y magníficas asistencias. Su primer gol en Liga Águila con el Deportes Tolima llegaría el 10 de Febrero de 2018 en partido válido por la Fecha 2 del Torneo Apertura, anotando a los 72’ frente al América de Cali en el Olímpico Pascual Guerrero.

Más sin embargo, el clímax de ésta historia sería el 9 de Junio de 2018, cuando se vistió de héroe en el partido más importante de su vida (y por qué no, del Deportes Tolima): Primero a los 47’, tras una completa avivada frente a Alexis Henríquez, pateando al arco y con un ligero desvío en Jorman Campuzano, terminaría anotando el 0-1 de la noche y el 1-1 global; luego a los 90+3’ con una jugada preparada con Robin Ramírez, lanzaría el centro y encontraría la cabeza milagrosa de Danovis Banguero para el 2-2. Y aún más, cuando en el primer penal de la serie anotaría su cobro en el arco Norte del Atanasio Girardot, mismo lugar donde anotó el ‘Vinotinto y Oro’ sus 2 goles rumbo a la gloria. En total con el título del Torneo Apertura 2018, Sebastián logró de 2014 a 2018 la cantidad de 78 PJ.

Yéndose como un héroe del Deportes Tolima, equipo al que nunca le negó una gota de sudor, de sacrificio y ante todo, de sentido de pertenencia, afronta una situación personal en la cual Dios decidirá su destino; tal y como lo hizo en 2012 cuando un pedazo de chatarra le permitió conseguir el dinero para ir a su prueba con el ‘Tucho’ Ortíz; tal como en 2015 con su lesión; tal cual como en 2018 en su gran actuación. A la larga: “Quien toma a Dios por padrino, tranquilo va en su camino”.

¡Feliz Cumpleaños, Villa Maravilla!: Ídolo de nuestro glorioso ‘Vinotinto y Oro’.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba