Opinión

Crédito sí, pero no así

Guillermo Naranjo

Economista, Profesor Universitario

El senador Miguel Barreto en entrevista el pasado 18 de mayo de 2020 en Ecos del Combeima, afirmó, que el empréstito solicitado por su copartidario el Alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, serviría para reactivar la economía de la ciudad.

Igualmente, el exgobernador Óscar Barreto en su columna del pasado 17 de mayo de 2020 afirmaba “Hablar de reactivación económica en tiempos de COVID 19, es tema permanente, la realidad es un escenario de incertidumbre en cuanto a salud pública, por eso gobernaciones y alcaldías, deberán asumir papeles nunca antes vistos en términos de recuperación económica, si es necesario suprimir el uso de maquinaria y contratar personal en obras civiles, para trabajar a punta de “Pico y Pala” para generar empleo, será este el modelo de reinvención que en otrora propuso Jhon Maynard Keynes, como apuesta directa para incrementar el gasto público y generar nuevos puestos de trabajo, en la crisis del periodo entre guerras.”

Estos dos lideres del Partido Conservador en el Tolima, buscan justificar el empréstito por 105 mil millones de pesos, ahora bien, con el fin de aportar al debate quiero compartir la siguiente hipótesis, el crecimiento económico en la actualidad está ligado al buen funcionamiento de los servicios de salud, es decir, en la medida que el sistema de salud este en la capacidad de atender los posibles casos de COVID 19 que se presenten en la ciudad, la economía logrará funcionar en un buen porcentaje.

El proyecto de empréstito tiene destinado asignar los recursos de la siguiente manera:

Vivienda 10.000.000.000 9,52%
Salud 12.000.000.000 11,43%
Escenarios deportivos 30.347.000.000 28,90%
Infraestructura vial 40.000.000.000 38,10%
Agua potable 7.653.000.000 7,29%
Educación 5.000.000.000 4,76%
Total 105.000.000.000 100,00%

Ahora bien, basados en la hipótesis inicial, la economía se reactivará en la medida que el sistema de salud no colapse, tan solo el 11,43% del empréstito será destinado al sector salud, y en mi juicio el agua potable tiene una correlación positiva con el sistema de salud, por tal razón, se observaría que solo el 18,72% del empréstito tendría un objetivo directo con la reactivación económica.

Mi opinión no implica que las otras inversiones no sean necesarias, sólo que en la coyuntura actual se debe maximizar esfuerzos para evitar que se propague el virus por la ciudad, es decir, se deben distribuir los recursos escasos en contener y mitigar la pandemia.

Tampoco quiere decir que la intersección vial de la calle 60 con carrera 5 no sea una obra importante para la competitividad de la ciudad, proyecto que costará $40.000 millones de pesos, pero en uno hipotético escenario que la pandemia se salga de control en la ciudad, esta obra no podrá terminarse y la hipótesis del senador Barreto perdería toda vigencia, por tal razón, priorizar los recursos al sistema de salud son muy necesarios para lograr el crecimiento económico.

Igualmente, teniendo en cuenta las recomendaciones del PNUD, en su publicación «La economía de la pandemia y protección social en América Latina», donde profesionales expertos participaron y generaron una serie de recomendaciones a los gobiernos para mitigar los efectos económicos de la pandemia, destacando la participación en la elaboración de dicho informe, al exministro de Hacienda, Dr Mauricio Cárdenas.

El documento recomienda que las políticas que se implementen deben estar enfocadas en: focalizar el gasto en salud (con coordinación de los gobiernos subnacionales), proveer ingresos a pobres e informales con clausulas claras de extinción, reasignar el gasto, aumentar la eficiencia del gasto y aplazar temporalmente de impuestos a hogares.

Finalmente, quiero recordar la equivalencia ricardiana, está teoría afirma que los consumidores son previsores y, por lo tanto, basan su gasto solamente en su renta actual, sino en la renta futuro, y en la actualidad el Banco de la República afirmó, que la demanda actual está débil producto de la incertidumbre de la pandemia, una evidencia que los consumidores toman decisiones de consumo en la medida que el escenario futuro sea favorable, tampoco se debe olvidar el índice de confianza del consumidor que en su ultima medida se aumento en el rango negativo.

En mi opinión personal el empréstito es necesario, pero se debe modificar la destinación de los recursos del mismo, focalizando gran parte de los mismos al sector salud.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba