Deporte Aficionado

A un gol del colapso

Juan David Alvis Barrios - El Emperador

Licenciado en Educación Física, Deportes y Recreación de la Universidad del Tolima.

Estadígrafo Deportivo especializado en el Deportes Tolima y Director de Planeta Vinotinto.

En tiempos de pandemia, llegó ‘la hora de la verdad’ para la Liga de Fútbol del Tolima tras la polémica desatada por la repartición del auxilio económico otorgado por la Federación Colombiana de Fútbol y la Difútbol a sus 100 clubes afiliados.

Foto suministrada

Parte de las consecuencias acaecidas por el COVID-19, son los ingresos económicos de los diferentes entrenadores, deportistas y directivos a nivel mundial al quedarse sin su principal ingreso: La actividad deportiva. Es por esto que actualmente se han tomado diferentes medidas por parte de las diferentes asociaciones: Buscar salvamentos económicos, realizar recortes salariales, en general, ‘salir avante ante el Virus’. En el caso de los Clubes del Fútbol Aficionado, son unos de los más afectados dada a sus fuentes de ingreso derivadas por la realización de partidos amistosos u oficiales, además de integraciones y demás actividades que requieran la participación de sus miembros. Es por eso que el pasado 31 de Marzo, la FIFA haciendo eco de sus 209 asociaciones miembro, realizó un importante aporte (estimado en 5.000’.000.000 de Euros) como plan de contingencia ante la pandemia. A partir del 6 de Abril, la Federación Colombiana hizo oficial el monto de 16.000’000.000 de pesos para el Fútbol Profesional (DIMAYOR) y 9.000’000.000 de pesos (DIFÚTBOL). De los dineros recibidos por la DIFÚTBOL, $60.000.000 llegaron para la Liga de Fútbol del Tolima, entidad regente a cargo de 100 clubes con reconocimiento deportivo y 20 invitados (en proceso de reconocimiento deportivo).

Foto suministrada

Por supuesto, dicho dinero cayó como una gran noticia entre los Clubes Aficionados de nuestro Departamento, con la dicha y la fortuna de encontrar un escape ‘pasajero’ a la terrible situación económica, dado que la gran mayoría de ellos (por no decir un 90%) subsisten del ingreso diario generado por los pagos realizados por los infantes y jóvenes inmersos en la actividad futbolística formativa. Según pudimos conocer, el Presidente de la Liga de Fútbol del Tolima César Guzmán y su Comité Ejecutivo, hizo llegar la ayuda correspondiente, pero lejos de lo que se esperaba: Los 100 clubes inscritos recibieron un auxilio de $250.000 (correspondiente a $25.000.000). El ‘qui del asunto’ como dirían los estudiosos es: ¿Para qué corresponden los otros 35 millones? Sin obtener respuesta del Presidente y su Comité Ejecutivo, fuentes cercanas a la Difútbol confirmaron la autonomía dada por su Presidente Álvaro Gonzáles para tener ‘patria potestad’ sobre el auxilio económico sin la direccionalidad establecida: Salvaguardar las finanzas de éstos Clubes. Una de las razones, según arrojó la investigación realizada es la utilización de los $35.000.000 para ‘gastos administrativos’ de la Liga de Fútbol del Tolima, lo cual ha generado un descontento general de los Clubes, dado que en reuniones anteriores entre los representantes de 57 Clubes y la Junta Directiva de la Liga, se pidió atender bajo ‘extrema urgencia’ la situación de los Clubes con un monto más elevado (correspondiente a $500.000 por Club, en total, $50.000.000), soporte firmado por 57 clubes en una carta dirigida a la máxima entidad del Fútbol Aficionado Tolimense.

Foto suministrada

Lo anterior, no solo refleja la situación a la que se somete la Liga de no seguir los direccionamientos democráticos por ésta crítica situación, sino también las diferentes inconsistencias que se han venido presentando entre las cuales podemos nombrar:

  • Sobrecosto en ingresos a la Liga de Fútbol del Tolima: Inscripción de Carnet para el COMET, porcentajes para la ADAFTOL (Asociación de Árbitros del Tolima) y equipación para las Selecciones de la Liga de Fútbol del Tolima.
  • Manejos para la Selección y Conformación del Comité Ejecutivo de la Liga de Fútbol del Tolima. Por ejemplo, el nombramiento de Hoover Homez, nombrado directamente por el Presidente de la Liga como Coordinador de Escenarios Deportivos y delegado de las Selecciones de la Liga sin experiencia previa en el cargo y sin consentimiento del Comité Ejecutivo (que en últimas, se rige por las decisiones del Presidente, César Guzmán), lo cual va en contra de la meritocracia propia del nombramiento.
  • Y aún más importante, el ‘espaldarazo’ a los 20 Clubes en proceso de Reconocimiento Deportivo que no recibirán un auxilio económico por la situación del COVID-19 y que han hecho manifiesta, la necesidad de recibir auxilios para su sostenimiento.

Una dolorosa situación que aflige a aquellos cercanos al Deporte Aficionado, que bien o mal, formaron su experiencia como Entrenadores, Directivos y Deportistas y que están en desacuerdo con los actuales manejos del ente regente del Fútbol en nuestro Departamento. Como diría la canción del maestro Marco Antonio Solís: ¿Adónde vamos a parar?

¡Esperamos que ésta situación mejore!: El futuro del Fútbol Aficionado del Departamento del Tolima depende de ello.

Etiquetas
Mostrar más

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar