Opinión

¿Están esperando otra inundación para empezar las obras en Jardín «Ciudad Blanca»?

Juan Manuel Díaz

Juan Manuel Díaz

Comunicador Social – Periodista; Especialista en Derechos Humanos y Competencias Ciudadanas de la Universidad del Tolima.

Han pasado tres meses desde aquella feroz inundación que se llevó prácticamente todos los enseres de los habitantes del barrio Jardín primera etapa, contiguo a Homecenter.

Sea esta la oportunidad de aclarar que esta calle que tiene más de 30 años de historia, urbanizada por el arquitecto Alfonso Bueno Tafur (QEPD), no lleva de apellido Ciudad Blanca como equivocadamente lo han llamado, pues ese nombre lo ostenta una calle ubicada unos metros más atrás, en honor a los sobrevivientes de Armero que allí residen.

Ha transcurrido un trimestre en el que las personas de este pequeño conjunto residencial, habitado por gente honesta y trabajadora de estrato 2, y quienes se vieron gravemente afectadas, siguen esperando que inicien las obras de intervención por parte del IBAL, pues por estos días de tormentas eléctricas en la ciudad, la zozobra y el temor de volver a inundarse es latente. Valga la pena recordar que esta situación es de vieja data, y según algunos residentes del sector, se agravó con la construcción de Homecenter, pues se obstruyó el canal de desagüe que allí se ubicaba.

Pese a que ya existe un fallo judicial a favor de la comunidad que hace años había instaurado una acción popular, y que inexplicablemente el alcalde Hurtado a través del IBAL había apelado, la Alcaldía todavía no ha hecho presencia ni siquiera para socializar las medidas a tomar, el cual según fallo judicial (proferido curiosamente el día de la inundación), tiene un plazo de seis meses para adoptar conjuntamente con la comunidad, las soluciones inmediatas. Es decir que, desde aquella tarde, en la que desfilaron, alcalde, gobernador, secretarios, concejales, congresistas, periodistas, entre otras personalidades, ningún ente territorial ha vuelto a aparecer por esa calle para ver la situación de los ciudadanos que allí residen.

No haría falta recordarle al ingeniero Hurtado que le quedan escasos 10 meses de gobierno, y que es su obligación atender inmediatamente esta situación. Aquí los vecinos de esta comunidad, no están esperando que el alcalde vaya y les haga el favor de hacerles la obra como dejó entrever en su discurso aquella noche; pues de no ser porque el gobernador se le anticipó en la visita, el alcalde ni se hubiera aparecido, pues se encontraba, como ha ocurrido reiteradamente en situaciones de emergencia de la ciudad, viajando fuera del país.

Hoy yo pregunto: ¿están esperando que ocurra otra inundación para iniciar las obras en el barro Jardín? ¿Señora gerente del IBAL a que se debe la demora? ¿Podría por favor al menos enviarles el camión Vactor a estas personas para que destape y haga mantenimiento en las alcantarillas y así evitar otra catástrofe quizás peor a la ocurrida en octubre?

Posdata: La pintura para las fachadas de las casas que se comprometieron a llevar desde la Alcaldía y la Gobernación, nunca llegaron.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba