Opinión

Señor Alcalde ¡no más indiferencia con los animales!

Diana María Castillo Trujillo

Comunicadora Social – Esp en Política, Cultura y Educación – Master en Dirección de Recursos Humanos.

Han sido muchas las críticas que ha recibido la Administración Municipal por el manejo de Capa «Centro de Atención y Protección Animal». Desde que arrancó la Administración de Andrés Fabián Hurtado, los animalistas, ciudadanos y algunos Concejales, han denunciado la inoperancia de esta administración con los animales abandonados. Varios colectivos animalistas denuncian que las condiciones dónde se encuentran los animales rescatados, no son las óptimas.

Varios medios de comunicación en Ibagué, han informado que la veeduría ciudadana «VEPYBA», estuvieron visitando las instalaciones de CAPA, y encontraron que los más de 100 animales rescatados por la Alcaldía, no están recibiendo la adecuada atención que requieren. En sus denuncias, indicaron que los protocolos de los animalitos enfermos y los sanos, son los mismos, estando todos juntos; las jaulas en malas condiciones, no hay alimento suficiente y algunos medicamentos están vencidos, no hay asepsia en los quirófanos dónde realizan los procedimientos, y la unidad quirúrgica veterinaria que realiza jornadas de esterilización, sigue sin ser usada. Al parecer, no existe personal de aseo en este lugar, situación que meses atrás fue denunciado por redes, dónde se registró en fotos, el desaseo y las malas condiciones de los animales; sin embargo la Alcaldía salió a desmentirlo, mostrando unas nuevas fotos dónde se veían los animalitos limpios y el lugar con mayor asepsia.

En esta veeduría, se registró no solo las condiciones poco responsables hacia estos seres sin voz, si no que no hay personal adecuado para atenderlos, situación que evidenció el mismo Director de CAPA, José Luis Moreno, cuando dijo que había un veterinario, pero que en octubre había terminado su contrato. Los animalistas llevan meses pidiendo respuestas por parte de la Administración Municipal, y el Secretario de Gobierno, Carlos Portela, ha dicho en los debates de control en el Concejo, que están trabajando en el proyecto de «Megacapa», cuando ni con lo que tienen como decimos en Colombia, dan pie con bola.

Yo le pregunto al Secretario de Gobierno y al Alcalde ¿por qué tanta indiferencia con los animales?, y más aún en esta época dónde la gente en cuarentena que salía a las calles, los alimentaban y auxiliaban; muchos sin empleo, no pudieron volverlos a ayudar y no vemos una mano amiga real con compromiso hacia ellos en esta Alcaldía. La situación es tan compleja, que no es la primera vez que instauran una denuncia ante la Procuraduría y la Contraloría por maltrato animal. Pero los hallazgos de la Veeduría para la Protección y el Bienestar de los Animales (VEPYBA), no pararon ahí: evidenciaron que no llega agua potable a las instalaciones, que las reservas las tienen a la intemperie y quizás sea la misma que suministran a los animalitos y pueden enfermar, pero la Secretaría de Gobierno hasta octubre, informó al Ibal que en el perímetro no hay un acueducto.

Yo me pregunto señor Alcalde ¿realmente cuál es su empatía con estos seres o si es selectiva?, porque no me cabe en la cabeza que no haya un poco de amor y misericordia hacia ellos. Veo con tristeza, que son las fundaciones en Ibagué y médicos veterinarios, quienes regalan su tiempo, trabajo y recursos para ayudar a los que no tienen voz, y con las uñas consiguen donaciones poder auxiliarlos. Un caso puntual es «Bienestar Animal», donde por medio de cirugías a bajo costo, esterilizan y ayudan para evitar más procreación de perros y gatos. Liza Cardozo, el Médico Veterinario, Leandro Mora y su equipo de trabajo, llevan durante años ayudando a familias que llevan a sus mascotas y además gente del común ayudan a los animalitos callejeros. Es muy duro ver como en todas las zonas de la ciudad, ruedan estos animalitos en malas condiciones sin el apoyo y mano amiga del gobierno local, ha sido más la ciudadanía la que me ha puesto la camiseta y deja mucho que desear ese abandono a los animales. Necesitamos más compromiso por parte de la Administración Municipal referente a este tema, no más palabras y más acciones, porque no es la primera vez que se denuncian este tipo de situaciones en esta Alcaldía referente a Capa; el concejal Javier Mora ha hecho varios llamados de atención a la Secretaria de Gobierno al respecto, pero siempre hay solo excusas.

De igual forma el Colectivo Animalista del Tolima, insistentemente en sus redes sociales, denuncian, no solo las malas condiciones de CAPA si no de los animales en general, que en el Tolima en muchos municipios no hay controles ni garantías para ellos a la hora de recibir una denuncia por maltrato y o abandono. Todo esto quedó evidenciado, cuando el Gobernador en sus redes denunció un caso de maltrato y que las autoridades ya estaban trabajando en el hecho, y el Colectivo desmintió al mandatario afirmando que no han recibido ayuda necesaria por parte de las autoridades a la hora de recibir estas denuncias o conocer estos casos.

Con todas estas evidencias y denuncias, queda expuesto el poco compromiso de las administraciones hacia el maltrato y abandono animal; es necesario tratar de generar canales de comunicación con los animalistas que día a día están en esta ardua y titánica tarea de rescatar y esterilizar, darle un espacio a estos grupos en la Alcaldía para que por medio de ese Feedback, haya una mejor sincronización de las necesidades y poder lograr mejorar la calidad del servicio que por obligación deben prestar no solo a la ciudadanía para escucharlos, sino también a quienes son seres creados por Dios, inofensivos, que nos brindan amor y compañía.

Por otra parte, sería importante, dejar a un lado los resentimientos políticos y con gallardía, tomar lo bueno que haya dejado la administración pasada sobre ese tema; el ejemplo eran las constantes charlas que daban concientizando a los dueños de mascotas a no maltratar ni abandonarlos, educando a las personas y enseñando el código de policía respeto a este tema, la encargada era Diana Linares, y en sus charlas se enfocaban en dar toda la guía e instrucción acerca del respeto y amor por los animales, pero siento que se perdió un poco de esa esencia dónde se realizaban jornadas de esterilización que hacían con la unidad móvil y el amor y compromiso que se veía por los animales; y no, no estoy alabando el gobierno anterior, simplemente creo que debemos tomar lo bueno de cada situación.

Es importante aclarar, que no tenemos nada en contra de esta Administración, simplemente nos basamos en los hechos documentados y evidenciados, y que por estos medios, queremos hacer un llamado respetuoso y concienzudo que se atiendan los requerimientos de los ciudadanos, animalistas, movimientos y demás, que reclaman de manera justa, un mejor trato hacia los animales en condición de calle, que no tienen la culpa de su situación, ni del abandono o maltrato que muchas veces han sido sometidos; empatía fue la palabra estrella en la pandemia, apliquémosla no solo de un lado, ni de manera selectiva, si no en todos los aspectos que requiere la sociedad.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba