Opinión

Súper mujeres 

Juan Carlos Aguiar

Periodista

Hay instantes que se extrañan de esa antigua normalidad que vivíamos antes de la pandemia. Para mi, verla pasar sonriente cada tarde junto a mi escritorio en el edificio de Noticias Univision en Miami, es uno de ellos. “Hola mi Negra”, ha sido siempre mi saludo para ella, recibiendo como respuesta “Qué hubo parcero, ¿cómo está la Cucha”, refiriéndose a mi esposa. Pocas mujeres he conocido con la inteligencia, elegancia, belleza y profesionalismo que caracterizan a Ilia Calderón. Ser su amigo es uno de los orgullos que me ha dado el periodismo y aprender de ella un privilegio. Ilia es, hoy por hoy, una de las personas más influyentes en Estados Unidos.

Desde hace tres años, cada noche, de lunes a viernes, presenta el Noticiero Univision, como la primera mujer afrodescendiente en conducir un noticiero televisivo en horario estelar en el país norteamericano, independiente del idioma. Millones de hispanos en Estados Unidos reciben de ella la información más relevante para los inmigrantes, un sector de la población fundamental en la construcción de la nación más poderosa del mundo. Esta semana, en el Banco de Alimentos de Houston, Texas, una zona golpeada por el reciente fenómeno invernal que azotó a más de dos terceras partes del país, dejando a decenas de miles de personas en medio del temor de no saber que comerán al día siguiente, Ilia volvió a ser parte de la historia al entrevistar al presidente Joe Biden. Se paró frente a él con una seguridad que pudiera sorprender a cualquiera, menos a un hombre que ha conocido el poder en lo más digno de su expresión. Lo miró de frente y sin titubear le planteó preguntas sobre inmigración, coronavirus, crisis socioeconómica. Ilia sabía que en sus palabras estaba comprometer al presidente Biden a cumplir las promesas hechas a los hispanos en campaña y que, de lograrse, serán determinantes para mejorar la vida de millones de humildes latinoamericanos en el país.

Lo increíble de esta historia es que Ilia no es un caso único. No hay que buscar mucho para encontrar mujeres que lejos de nuestras fronteras llevan el nombre de Colombia muy en alto. Esta semana trascendió que Sasha Calle, nacida en Boston, pero hija de antioqueña, será la primera mujer latinoamericana en interpretar a Supergirl, uno de los grandes personajes de DC Comics. La imagen de Sasha, desconocida para muchos colombianos no lo es tanto para los habitantes de Santafé de Antioquia que la han visto varias veces por sus calles coloniales. Aunque vivió solo dos años en Colombia cuando era una niña, habla con acento paisa para dejar claras sus raíces. Y, como si esto fuera poco, otra colombiana voló más alto de lo que podría hacerlo Supergirl. Diana Trujillo, nacida en Cali, llegó a Estados Unidos con 300 dólares en sus bolsillos y tras limpiar casas para pagarse sus estudios, fue quien lideró la misión que permitió llevar el Perseverance a Marte, una de las más importantes misiones espaciales de la humanidad.

Ilia, Sasha y Diana tienen algo más en común que el éxito. Las tres han salido adelante gracias al titánico esfuerzo de sus madres, otras tres mujeres que entendieron que no había que poner límite a los sueños de sus hijas y las formaron para luchar sin permitir que nada ni nadie se interpusiera en sus destinos. Así son las mujeres de Colombia, un país en el que dolorosamente en 2020 se registraron 630 feminicidios y en el que la violencia doméstica, laboral y el abuso sexual contra ellas se viven a diario. Si más niñas conocieran el ejemplo de estas tres colombianas, seguro que, entre todas, juntas, cambiarían la golpeada historia de nuestra nación.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba