Salud

¿Y Ahora Qué? ¿Cómo nos quitamos los miedos?

Maria Teresa Rodas

Terapeuta de Reiki profesional, Amante de los viajes, Bloguera, Artista de corazón, Estudiante de Producción Multimedia

Hace unos meses escribí un artículo sobre el miedo, y en estos días en que estamos todos viviendo algo tan inédito en nuestras vidas no hace más que darme vueltas aquellas palabras que escribía, hablaba de cómo llegamos al mundo como seres de luz, sin estar contaminados aún por todas las creencias que con el correr de los años nos van inculcando, nos educan a través del miedo.

El miedo se manifiesta en nuestra vida de muchas formas: ira, prepotencia, baja autoestima, enfermedad, etc.

Y de pronto me encuentro esta frase en mi artículo: “Vivimos en una sociedad que utiliza el miedo, a través de los medios de comunicación y al final del inconsciente colectivo, nos contagiamos de un miedo excesivo a distintas cosas”.

Me pregunto ¿ahora qué?  Para mi esta pandemia ha venido a hablarnos de tantas cosas que estoy segura que no todo el mundo puede escuchar porque tiene tanto ruido en la cabeza que no se detienen un segundo para analizar cuáles son las enseñanzas que todas las situaciones de la vida nos regalan.

Para mí nos vino a hablar de que:

  • Necesitábamos generar un cambio en la forma de relacionarnos.
  • Nos vino a decir que necesitábamos generar un cambio en la forma de tratar el planeta.
  • Nos vino a mostrar que si todos remáramos para el mismo lado podríamos lograr grandes cosas.
  • Nos vino a mostrar que tenemos que ser como las perfectas células que sus organelos se organizan de tal forma que cada uno se especializa en algo y lo realiza de la mejor forma sin necesidad de dañar a otros, y eso hace que funcione de una forma totalmente perfecta.

Estoy muy consciente de la situación que vive el mundo y que hay un virus que es una realidad, pero también, me pregunto si no hemos sido blancos fáciles de unos pocos que manipulan la población mundial, ¿hemos permitido que nos llenen de miedo?

Nos hemos cuestionado cuantas personas que son adultos mayores llenos de vitalidad después de esta pandemia van a quedar de alguna forma devastados, porque los medios de comunicación se han encargado de recordarles que son blanco fácil de un virus que para mí no es tan letal, muchos médicos y estadísticas lo demuestran, pero que tal vez algunos se quedan con la información justa y creen que van a morir solo por el hecho de poner un pie en la calle.

Claro es un virus que se contagia rápido y que hay que tomar algunas precauciones con las que estaríamos a salvo, que tal vez los servicios de salud no estén preparados para atender a tantos pacientes, pero es falta de infraestructura de los países y de eso no somos responsables nosotros como población, nosotros somos responsables de cuestionarnos, de ponerle freno a esto que unos pocos que tienen el poder en el mundo hacen con nosotros, somos como marionetas que servimos a los propósitos ambiciosos de unos pocos que necesitan siempre tener más y más poder.

Hay una película infantil que se llama Bichos que explica claramente este fenómeno, en un hormiguero de cientos de hormigas, los saltamontes que no llegaban a 20 las mantenían bajo el régimen del terror y ellas tenían que recolectar la comida para el hormiguero y para los saltamontes, hasta que una sola hormiga se propone buscar una solución y les hace ver a las hormigas que son muchas más y que eso las hace más fuertes, es ahí cuando surge la transformación. Como me gustaría ser esa hormiga que nos haga despertar y transformar nuestra realidad y darnos cuenta que juntos podríamos hacer muchas más cosas que ese puñado de personajes ambiciosos.

Es ahí que me surge otra pregunta, ¿no será que se invierte mucho en cosas de las que podríamos prescindir?

porque estoy segura que para una guerra todos los países tendrían de sobra con que batallar, pero porque invertir en guerra y no invertir en salud, educación, en mantener la población en equilibrio, será porque no les conviene? ¿Será que eso no es lo que genera ganancias ni poder?

Claro que No.

En estos días mi hijo me contaba que había tenido que salir a la calle y que había sentido mucho miedo, a lo que yo le conteste no tienes que tener miedo, solo ten precaución, si estas en la calle no te toques la cara que es la forma en la que te vas a contagiar y cuando llegues a casa lávate las manos.

Recuerda que lo que tú crees que te pueda pasar te va a pasar, si vamos por la vida permitiendo y enfocándonos en el miedo y en todo lo malo que nos puede pasar nuestras emociones se van a preparar para esto, nuestras defensas van a caer y vamos a permitir que cualquier virus o cualquier cosa negativa llegue a nuestra vida, si por el contrario nos enfocamos en la salud y en hacer cosas que atraigan a nuestra vida bienestar estoy segura que nuestro cuerpo estará en perfecto equilibrio y viviremos de la mejor forma.

Yo con este escrito lo único que quiero es trasmitir un poco de fuerza a cada uno de ustedes que lo está leyendo y por supuesto que trasmitan a sus familiares esa fuerza que debemos de crear en todos nosotros, estoy segura que si cambiamos nuestros pensamientos y no le damos tanto poder al miedo, si le damos poder a la salud, a la abundancia integral es decir que todos vivamos una vida en armonía, gozando de salud, prosperidad económica, amor, paz, tranquilidad, subiéremos nuestras vibraciones y eso generara un cambio positivo y nuestras defensas nos protegerán.

Recuerda apagar las voces de tu cabeza, que son nuestro peor enemigo porque siempre nos lleva a los peores escenarios, cuando estés pensando algo que sabes que no te hace bien cambia el pensamiento, la mente también hay que educarla, veras que con un poco de esfuerzo tus pensamientos van cambiando y te van llevando a eso que quieres ser.

Un abrazo de Luz y Amor a todos.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba