Opinión

Vuelve el fútbol sin radio

Juan David Rincón Galindo

Comunicador Social y Periodista

Director Tolima Online

La tan anhelada noticia esperada por una gran cantidad de colombianos, la oficialización de los protocolos de bioseguridad para el retorno del fútbol es una realidad, cómo no estar de felices cuando después de más de 120 días sin que ruede la pecosa se abre una luz de esperanza para los jugadores, dueños de los equipos, patrocinadores y «medios de comunicación».

Son precisamente estos últimos una parte fundamental para el desarrollo del espectáculo, no en vano somos más de 7000 periodistas en todo el país debidamente acreditados ante la Dimayor para ejercer nuestra bella profesión y por tal motivo solo unos pocos, para ser más exactos, los del canal dueño de los derechos de transmisión son los únicos que tendrán acceso a los estadios en donde se disputen los diferentes partidos del rentado nacional.

Si bien se entiende que la cantidad de personas permitidas por cada compromiso son ampliamente superadas por quienes deberíamos estar en los estadios ejerciendo nuestra labor, también parece ser que a Jorge Enrique Vélez presidente de la Dimayor, se le olvidó que es la radio la que le dio la grandeza al fútbol, que fue la radio la que recreó las épicas gestas del rentado nacional, que la radio llega hasta el rincón más alejado de nuestro país en donde también hay hinchas de los equipos que quieren saber de sus equipos y de sus ídolos.

Lo que más duele es que desde hace mucho tiempo atrás a la Dimayor y a algunos de sus asociados la radio solo les sirve para que día a día informemos a los hinchas del acontecer de sus equipos, pero ni por cortesía fueron capaces de decir les vamos a habilitar espacios para que puedan realizar su trabajo, como dice mi gran amigo y colega Edgar Fernando Reyes «El Relator del Tolima Grande»: ¡Juancho, nos fuimos de dublin!, para ud que probalmente no sabe a que se refiere mí colega, se lo voy a explicar: no es otra cosa que estar frente a una pantalla y transmitir llevando a los oyentes al éxtasis a través de la caja mágica llamada radio doblando lo que se ve en televisión, muy diferente a lo que se vive y se siente estando en una cabina de estadio.

Señor Veléz, nos sigue dando estocadas a los medios independientes y en especial a la radio, pero con DIGNIDAD y GALLARDÍA seguimos al pie del cañón, así ud nos quiera sacar del negocio.

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Botón volver arriba